Escúchenos en línea

La salud, a cuatro años del gobierno del Cambio en El Salvador

San Salvador. Por Raimundo López. PL. | 2 de Junio de 2013 a las 13:55

El gobierno del presidente Mauricio Funes cumplió cuatro años y se adentra en su quinto y último en medio de celebraciones de saldos positivos en el conjunto de su gestión en El Salvador.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ganador de las elecciones del 15 de marzo de 2009, festejó también el acontecimiento ayer con una concentración de más de 200 mil personas en la capital.

Hoy celebramos el despegue de los cambios, los cuatro años de un gobierno de soluciones, que trabaja para el país, para la población entera, expresó el vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

El presidente Funes, en su informe a la nación ante la Asamblea Legislativa, y los líderes del FMLN en el acto, pusieron de relieve los éxitos del Gobierno del Cambio en cuatro años.

La oposición derechista ha apelado al viejo truco de la Guerra Fría de invisibilizar los éxitos del enemigo y apelar al rejuego de frases y datos para darles la vuelta y tratar de presentarlos como fracasos.

En esta última pretensión concentró sus energías la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), cuyos diputados levantaron carteles con la palabra fracaso, durante la exposición la víspera del mandatario.

Los avances en la salud pública fueron uno de los varios ejemplos mencionados por Funes como desmentido indirecto de la campaña de Arena.

La profunda crisis que vivía el país en 2009 generó la urgente necesidad de que las nuevas políticas públicas en materia social dieran respuestas a las demandas de una población más vulnerable, explicó.

El Plan Anti Crisis, con que arrancamos la labor en 2009, comenzó prácticamente por la aplicación de una batería de medidas y programas sociales destinados a aliviar la crisis que padecían centenares de miles de hogares salvadoreños, agregó.

Y comenzamos -indicó- a la vez a promover cambios en todos los ámbitos de los servicios esenciales que brinda el Estado: en la salud, en la educación y en la promoción y asistencia social, inicialmente.

El ejemplo más claro son las transformaciones que implementamos en el Sistema de Salud, dijo.

Recordemos que el aparato sanitario del país estaba en franco estado de deterioro, fruto de que durante mucho tiempo fue abandonado y hasta se intentó avanzar en la privatización de la salud, lo que fue impedido por la oposición de diversas organizaciones populares, afirmó.

Precisó que el primer paso dado fue eliminar las llamadas cuotas voluntarias, que eran -apuntó- una suerte de impuesto que se cobraba a los pobres para su acceso a los servicios de la salud pública.

En 2010 iniciamos la Reforma de Salud más trascendente de nuestra historia reciente, con el fin de garantizar a las grandes mayorías el derecho a la salud y el acceso universal a la misma.

Informó que desde 2010 a la fecha fueron creados 517 Equipos Comunitarios de Salud Familiar (ECOS), inicialmente constituidos en los 100 municipios más pobres de la nación, que son la base de la atencón primaria del sistema.

En menos de dos años, 1,8 millones de salvadoreños y salvadoreñas fueron inscritos en la red pública de salud y cuentan con su ficha médica. Esto es algo inédito, impensado hasta hace poco tiempo en El Salvador, manifestó.

Hoy, 164 municipios, incluidos los 100 más pobres de nuestro país, tienen el ciento por ciento de cobertura en salud y el 95 por ciento de la población tiene acceso a vacunas, resaltó.

En lo referente a la infraestructura sanitaria, pasamos de 377 unidades de salud en 2009, a 692 en la actualidad, apuntó el mandatario entre otros avances del sector.


Descarga la aplicación

en google play en google play