Escúchenos en línea

«Maras» ponen en jaque al gobierno guatemalteco

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 26 de Mayo de 2007 a las 00:00
Las pandillas juveniles "maras" que en las últimas semanas han intensificado sus ataques a choferes del transporte público por negarse a pagar el llamado "impuesto territorial", han puesto en jaque al gobierno guatemalteco que ha sido incapaz de detener el alza de la violencia. Luis Gómez, director de la Asociación de Transportistas de Guatemala, dijo este sábado a Efe que en promedio, cada día son asaltados por pandilleros unos 200 autobuses de los 3.000 que prestan el servicio colectivo. En lo que va de este año, precisó Gómez, han sido asesinados al menos 50 choferes de autobuses y ayudantes, a manos de pandilleros que los acribillan a tiros por negarse a pagar las extorsiones. Estos hechos han obligado a los transportistas a suspender sus actividades en protesta por la falta de seguridad de las autoridades, y han dejando sin transporte a varias zonas populares de la capital guatemalteca. Los pandilleros exigen a los choferes el pago de un "impuesto" diario de unos 20 dólares por cada unidad de transporte colectivo, lo que según Gómez, representa una extorsión mensual de unos 6.000 dólares semanales. Los pequeños negocios ubicados en los barrios populares, así como los transportes que distribuyen productos en estos lugares también son objeto de las extorsiones. La ministra guatemalteca de Gobernación, Adela Torrebiarte, ordenó desde la semana pasada que unos 1.200 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y 300 soldados brinden seguridad a las unidades de transporte, pero estos han sido insuficientes para detener los ataques de los pandilleros. Unos 350 agentes de la Guardia Presidencial, una unidad del Ejército dedicaba a proteger al presidente, iniciaron este sábado operativos de seguridad en las zonas consideradas como "rojas", en los barrios populares de la capital, en donde actúan los pandilleros. Como resultado de estos operativos de las fuerzas de seguridad, en esta semana fueron detenidos unos 60 integrantes de las temidas "Mara 18" y "Mara Salvatrucha", acusados de extorsionar a los transportistas y de asaltar a los usuarios del transporte. Sin embargo, la mayoría de estos recuperan su libertad en menos de una semana, debido, según el Ministerio Público (Fiscalía) a que las víctimas de estos hechos se niegan a presentar denuncias formales en contra de los capturados por temor a represalias. El presidente Berger ha dicho a la prensa que "sospecha" que los partidos políticos de oposición que participarán en las elecciones del próximo 9 de septiembre, están detrás del incremento de la violencia, con el objetivo de perjudicar a su administración. Los crímenes de los pandilleros, sumados a los hechos delictivos de las bandas del crimen organizado y del narcotráfico, han convertido a Guatemala en uno de los países más violentos de América Latina. En promedio, según la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), cada día son asesinadas dieciséis personas en este país centroamericano. Las acciones que promueven las fuerzas de seguridad para detener la ola de violencia, ha reconocido la PDH "son importantes", sin embargo, señala "son insuficientes" para persuadir a los delincuentes.

Descarga la aplicación

en google play en google play