Escúchenos en línea

Gobierno salvadoreño pide diálogo a empresas de gas

San Salvador. Agencia PL | 4 de Junio de 2013 a las 12:17

El gobierno de El Salvador exhortó este martes a las compañías distribuidoras de gas doméstico a un proceso de diálogo para mantener la estabilidad del mercado y la tranquilidad de la población.

El ministro de Economía, Armando Flores, afirmó en una entrevista con la estatal Radio Nacional esperar que esas empresas dejen sin efecto su amenaza de no importar ese combustible,hecha la semana anterior.

Según los empresarios, que demandan un mayor margen de ganancia, "ha sido imposible encontrar producto en los mercados internacionales a los precios que el gobierno salvadoreño establece".

Flores dijo esperar que no se llegue a una situación de desabastecimiento del mercado y haber explicado a las gaseras que ese es un camino peligroso para ellas, porque le están dando la espalda a sus clientes.

Consultado si la posición de las compañías podría tener motivaciones políticas, el Ministro apuntó que hay una posibilidad de que la población así lo entienda.

Precisó que la postura de los empresarios coincide con las celebraciones del cuarto aniversario del gobierno del presidente Mauricio Funes y cuando se desarrolla un nuevo plan para la entrega del subsidio a ese combustible.

Yo reitero a las gaseras la invitación a que nos sentemos a dialogar y espero que ellos, en vez de tomar el camino de la confrontación, tomen el camino del diálogo, de la sensatez, dijo Flores.

Agregó que el gobierno está listo para tomar las medidas necesarias para proteger el interés de la población y para que las empresas operen bien, "para que no jueguen con generar inestabilidad, porque eso no lo va a permitir el gobierno del presidente Funes".

Espero que las gaseras tomen el camino de la sensatez y ese camino es dialogar, es ir a analizar técnicamente el fenómeno y que eso nos permita establecer la ruta de solución, manifestó.

El gobierno cambió en 2011 el mecanismo del subsidio, que antes se entregaba a todas las personas, incluso los ricos, y se pagaba directamente a las empresas, en una cantidad que superaba los 140 millones de dólares anuales.

La racionalización de esa asistencia la redujo a alrededor de un millón 300 mil hogares de bajos recursos, que ahora reciben el beneficio de manera directa y no mediante las compañías del sector.

Flores anunció que el viernes último se reunió con los empresarios, de quienes espera una respuesta positiva al llamado al diálogo.


Descarga la aplicación

en google play en google play