Escúchenos en línea

Abren monumental templo para evangélicos en Guatemala

LaVoz.com. Desde ciudad Guatemala. | 27 de Mayo de 2007 a las 00:00
La iglesia evangélica inauguró un templo monumental para 12.000 personas en una muestra del crecimiento en Guatemala, donde los fieles superan el 25% de la población. El complejo tiene 113.000 metros cuadrados de construcción y tuvo un costo de 29 millones de dólares. Está emplazado en un suburbio capitalino de clase media. "Queríamos que fuera majestuoso para que la gente se dé cuenta de que se pueden hacer cosas grandes en Guatemala", dijo en una entrevista a la AP el pastor principal de la Fraternidad Cristiana de Guatemala, Jorge H. López. La inauguración del templo, el más grande de Centroamérica, y un pastor que busca la presidencia reflejan el crecimiento de las ramas pentecostales de la Iglesia Evangélica en los últimos años en Guatemala, que ya alcanza más de un 25% de la población de un país históricamente católico. En la década de los 70, los libros de texto oficiales indicaban que la población católica era superior al 90%. No hay estadísticas gubernamentales reciente, pero un estudio del Servicio de Evangelización para América Latina, indicó que en 2003 el 25% de la población es evangélica y están en una proporción de 1 a 2 frente a los católicos. En algunas regiones llega al 35%. Las iglesias evangélicas florecen. Algunas tan modestas que solo incluyen a la grey, el pastor y un pequeño lugar para reunirse. Otras son tan fastuosas como la que se inauguró el domingo. La Fraternidad Cristiana de Guatemala tiene unos 13.000 miembros y casi 30 años de existir. Desde entonces ha cambiado de local varias veces para acomodar a la creciente congregación. Otras de las llamadas "mega iglesias" como El Shaddai o Casa de Dios congregan a miles de fieles bajo un techo en cada servicio y llegan a miles de personas todas las semanas por radio o televisión. Fue su programa de radio que impulsó al predicador Harold Caballeros a lanzar una candidatura presidencial para las elecciones del 9 de septiembre. Antes del terremoto de 1976, las iglesias evangélicas representaban un porcentaje muy pequeño, pero con el desastre las iglesias estadounidenses enviaron ayuda para los damnificados y, junto con los víveres y carpas, misioneros. Según la iglesia católica, la represión contra sacerdotes y catequistas contribuyó a que una parte de sus fieles se convirtieran a principios de los años 80, los más cruentos de la guerra civil que asoló el país durante casi cuatro décadas. También incidió la penetración de los evangelistas por televisión como Jimmy Swaggart o Jim Bakker en los años 80. Es por esas fechas que comienzan a fundarse en Guatemala las iglesias gigantescas. Para López el crecimiento se debe a que los mensajes para la gente son "cosas prácticas que puedan utilizar en su vida cotidiana". El académico Dennis Smith, coordinador de comunicación del Centro Evangélico de Estudios Pastorales de Centroamérica lo explica de otra forma: "La gran novedad de estos pastores neopentecostales es que simplificaron el mensaje, eliminaron la doctrina y redujeron el mensaje a una transacción comercial de bienes simbólicos". El director del Seminario Teológico Centroamericano, Jim Adams, dijo que "no es como antes en que la gente no cambiaba de iglesia. Si un templo te ofrece mejor estacionamiento o un programa de escuela dominical para tus hijos, es probable que vayas allí". El nuevo complejo tiene 2.531 estacionamientos y un centro juvenil para 600 personas.

Descarga la aplicación

en google play en google play