Escúchenos en línea

En Panamá ya han muerto 101 por jarabe envenenado

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 27 de Mayo de 2007 a las 00:00
Con la muerte de una paciente de 68 años suman a 101 las personas que han fallecido por haber ingerido medicamentos envenenados de la Caja de Seguro Social de Panamá (CSS), informaron este domingo sus familiares. El fallecimiento de Blasina García de Saavedra se registró este sábado en la provincia central de Veraguas, con lo que se elevó a 101 el número de personas que han muerto por el Síndrome de Insuficiencia Renal Aguda (SIRA), desde que se detectó el envenenamiento de pacientes en octubre del año pasado. Anadina Saavedra, hija de Blasina García, dijo a la prensa que su madre comenzó a sentirse mal desde el 17 de septiembre pasado después de ingerir un expectorante sin azúcar que estaba contaminado con la sustancia tóxica Dietilene Glycol. Después de realizársele varios exámenes de laboratorio, el ministerio de Salud comprobó que Blasina García era una de los pacientes afectados con el SIRA, según su hija Anadina. Tras realizar una serie de investigaciones el fiscal especial de Panamá, Dimas Guevara, dijo que oficialmente se había determinado hasta el 28 de abril pasado la muerte de cien pacientes en los últimos seis meses por haber ingerido medicamentos de la CSS contaminados con el tóxico. Guevara explicó que se habían interpuesto 365 denuncias por muertes sospechosas por haber ingerido medicinas envenenadas, de las cuales se confirmaron cien, se descartaron 62 y restan 203 casos por determinar. El fiscal agregó que 93 casos fueron confirmados como víctimas de envenenamiento a través de análisis de historiales clínicos realizados por el Instituto de Medicina Legal y otros siete confirmados por medio de exhumaciones. Mientras tanto, el último informe del Ministerio de Salud y la CSS, de febrero pasado, sólo reconoce 52 defunciones por medicinas envenenadas con Dietilene Glycol, un químico usado en líquido para frenos y como refrigerante. Los casos datan de entre junio y octubre de 2006 cuando ocurrieron las primeras muertes por los medicamentos contaminados. Se determinó que los medicamentos fueron consumidos en su mayoría por pacientes con hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia renal. Por este caso son investigadas una decena de personas, entre funcionarios del Seguro y representantes de la empresa importadora, Medicom, que a su vez culpa a su proveedora española Rasfer Internacional por entregarle Dietilene Glycol importado de China en lugar de glicerina pura.

Descarga la aplicación

en google play en google play