Escúchenos en línea

El periodismo, una profesión de alto riesgo en Honduras

Tegucigalpa. EFE. | 16 de Junio de 2013 a las 14:24

El ejercicio del periodismo en Honduras, donde entre 2010 y lo que va de 2013 han sido asesinados 28 comunicadores, se ha convertido en una profesión de alto riesgo debido a la violencia del crimen organizado y la impunidad que prevalece en el país.

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras, Juan Ramón Mairena, dijo a Acan-Efe que ser periodista en el país se ha vuelto "peligroso" por la ola de criminalidad y de violencia que se registra debido a la presión del crimen organizado.

Eso se refleja, según Mairena, en el asesinato de más de 30 periodistas entre 2003 y lo que va de este año, la mayoría en la impunidad, en los atentados y las amenazas de muerte a las que se ven enfrentados día a día los comunicadores.

El último caso se registró el pasado miércoles, cuando el periodista hondureño Antonio Quintero recibió un disparo en el cuello que le mantiene inmóvil su mano derecha, en un ataque en el que murió un técnico que hacia una instalación en su vehículo.

Quintero, quien conduce un polémico programa de televisión por cable, ha regresado este viernes a su residencia de Tegucigalpa y ha descartado que el ataque fuese dirigido contra él.

Honduras vive una ola de violencia que afecta no sólo a los periodista, sino a toda la población, y causa a diario un promedio de 20 muertos, según organismos de derechos humanos.

"La situación es muy difícil, hace falta mucho por hacer para esclarecer el asesinato de los comunicadores", subrayó el máximo dirigente del Colegio de Periodistas de Honduras.

Mairena también expresó su "preocupación" por la impunidad que prevalece en el asesinato de periodistas en Honduras, donde las mismas autoridades de seguridad reconocieron en abril pasado que el 80 % de los homicidios quedan impunes por la falta de investigación.

Además, lamentó que el Gobierno que preside Porfirio Lobo "no ha cumplido" con los compromisos asumidos en agosto pasado de implementar programas de protección a los periodistas.

En el último año Lobo ha mantenido una confrontación con diferentes medios de comunicación, principalmente, con los que critican su administración señalando que ha fracasado en la seguridad, lo económico y social.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos hondureño, Ramón Custodio, también lamentó el viernes que el ejercicio del periodismo en Honduras se haya convertido en una profesión de "alto riesgo", que no solo pone en peligro la vida de los comunicadores sino también la de sus familias.

"Lamentamos la violencia que padece el pueblo hondureño, la cual también alcanza a los periodistas, en franca amenaza a la libertad de pensamiento y de expresión", dijo en un comunicado Custodio.

Además, expresó su preocupación por la impunidad en que se mantienen los asesinatos de 35 personas vinculadas con los medios de comunicación registradas por su institución entre 2003 y lo que va de este año, de esos casos solo dos han llegado a sentencia.

El jefe de redacción del diario La Tribuna, Daniel Villeda, indicó a Efe que la profesión del periodismo "se ha vuelto bien difícil" debido a las amenazas constantes de los carteles de las drogas.

"Ejercer el periodismo es bien difícil, porque el narcotráfico ha influenciado a muchas personas y ha montado varias campañas contra los periodistas para que no se denuncien casos de extorsión, lavado de activos y corrupción", subrayó Villeda.

Según las autoridades hondureñas, el narcotráfico es una de las causas de los altos índices de violencia en la nación centroamericana, que según un informe de las Naciones Unidas de 2011, era el más violento del mundo, con una tasa anual de 86,5 homicidios por cada 100.000 habitantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play