Escúchenos en línea

Sigue compás de espera para aumentar salario mínimo a trabajadores salvadoreños

San Salvador. Agencia PL. | 19 de Junio de 2013 a las 11:16

El esperado aumento del salario mínimo para los trabajadores de El Salvador entró este miércoles en un nuevo compás de espera, que se alarga desde que el presidente Mauricio Funes lo propusiera hace cuatro meses.

La iniciativa del mandatario, de elevarlo en 10 por ciento y de manera inmediata, hecha el 16 de febrero pasado, fue analizada desde entonces en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, pero finalmente puesta a un lado por el sector empresarial.

Finalmente, los representantes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), con el apoyo de los delegados de los trabajadores, propusieron en mayo un incremento de 12 por ciento, pero repartido en partes iguales en tres años, hasta 2015.

El presidente Funes objetó ese acuerdo y propuso al Consejo, integrado también por el Ministerio de Trabajo, otorgar ese aumento de forma también escalonada, pero en un plazo de un año.

De esa forma, se aplicaría un cinco por ciento este mes, otro similar el 1 de enero de 2014 y el restante dos por ciento el 1 de junio de ese año.

El gobernante argumento que en un plazo tan largo propuesto por los empresarios, cuatro por ciento este año, y cantidades iguales en 2014 y 2015, el beneficio a los trabajadores será devorado por el alza de precios.

Otra de las razones expuestas por Funes es que al culminar el aumento del salario mínimo en 2015, la ley le permitirá a la ANEP demorar la próxima negociación hasta 2018, mientras que con la propuesta gubernamental podrá hacerse dos años antes, en 2016.

Las tres partes representadas en el Consejo celebraron la víspera una ronda de negociaciones, durante la cual sólo aprobaron iniciar un proceso de consultas por los empresarios y los trabajadores con sus respectivos gremios.

No obstante, el representante de la ANEP, Javier Argueta, ya adelantó la negativa a aceptar los plazos propuestos por Funes, aduciendo podrían provocar pérdida de empleos.

En tanto, la Confederación Sindical de Trabajadores Salvadoreños (CSTS) denunció la postura a favor de los empresarios de los miembros del Consejo que representarían los intereses del sector laboral.

El problema que tenemos es que los que están en la camisa de representantes de los trabajadores a quienes representan es a los empresarios, afirmó el secretario general de la CSTS, Santos García.

Recordó que en los gobiernos de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) se crearon muchos sindicatos fantasmas que fueron colocados en el Consejo como delegados de los trabajadores.

Por eso es ese salario mínimo vergonzoso, precario, que tenemos en nuestro país, manifestó.


Descarga la aplicación

en google play en google play