Escúchenos en línea

Al menos 60 miembros de comunidad gay hondureña fueron asesinados entre 2010 y 2012

Tegucigalpa. Agencia EFE. | 22 de Junio de 2013 a las 16:25

Al menos 60 miembros de la comunidad hondureña Lésbico, Gay, Transexual, Bisexual e Intersexual (LGTBI) murieron de forma violenta entre 2010 y 2012, informó este sábado el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.

Además, miembros de ese colectivo también han sido víctimas de homicidios, tentativas de homicidio, abusos de autoridad, lesiones, detenciones ilegales, robo, hostigamiento, amenazas de muerte, violación sexual, violencia intrafamiliar y agresión, por parte de particulares, indicó Custodio en un comunicado.

El informe indica además que entre los principales agresores y violadores de los derechos humanos de las personas LGTBI figuran miembros de la Policía Nacional, Policía Municipal, familiares, guardias de seguridad y personas desconocidas.

"Esta situación indica que en Honduras hay una desmedida discriminación hacia la población transgénero y de la diversidad sexual", dijo Custodio.

Según el comisionado, 2012 "estuvo marcado por una serie de actos violentos en la que perdieron la vida alrededor de 20 personas LGTBI, de las que alrededor del 90 % fueron víctimas de las armas de fuego".

En dos casos, "las víctimas fueron estranguladas o asfixiadas por sus victimarios", subraya el informe del estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras.

Agrega que la mayor parte de las víctimas murieron en la vía pública, otros en su vivienda o a pocos metros de su lugar de residencia y que en 2012 también "se registraron casos de homofobia, es decir, la intolerancia y el desprecio hacia quienes presentan una orientación o identidad diferente a la heterosexual".

Los casos registrados por el organismo humanitario establecen que algunas de las víctimas fueron raptadas y torturadas antes de su ejecución.

La mayor parte de muertes violentas se reportaron en los departamentos de Cortés (norte) y Francisco Morazán (centro), según el informe.

El 92 % de los delitos cometidos contra miembros de la comunidad LGTBI permanece en total impunidad por la falta de investigación, enfatizó Custodio.

Entre 2005 y 2009, más de 50 personas LGTBI murieron en forma violenta, mientras otra cantidad no especificada fue objeto de tentativas de homicidios en las principales ciudades del país, revela el informe.

Las personas de esa comunidad también son víctimas de la discriminación, que se manifiesta de diversas formas y en varios escenarios, tales como en el seno familiar, el campo laboral, los servicios de salud, la política, la educación, actividades sociales y deportivas.

En Honduras, la violencia deja un promedio de 20 muertes diarias, según registros de organismos de derechos humanos.

Cuando el presidente hondureño, Porfirio Lobo, asumió el poder, el 27 de enero de 2010, prometió a sus compatriotas "trabajo y seguridad", pero a ocho meses de que finalice su mandato no ha podido cumplir con ninguna de las dos.


Descarga la aplicación

en google play en google play