Escúchenos en línea

Fiscal hondureño dimite para evitar juicio

Tegucigalpa. Agencia EFE. | 26 de Junio de 2013 a las 09:44

El fiscal general de Honduras, Luis Alberto Rubí, renunció de manera "irrevocable" para evitar ser sometido a un juicio político que recomendó el martes la Comisión Interventora del Ministerio Público.

En su carta de renuncia, difundida este miércoles por el diario La Tribuna, Rubí señala que con "serenidad y paciencia" ha observado las últimas acciones del Congreso Nacional (Parlamento) orientada a obtener su renuncia del cargo.

Añade que el puesto lo ha venido desempeñando "con el mayor empeño" que le permiten sus "facultades y las difíciles condiciones del ejercicio del cargo".

"He procurado mantener la institución libre de injerencias políticas, ajustando su actuar a las características de profesionalidad, objetividad e independencia que impone la naturaleza misma de su trabajo", añade la nota dirigida al Parlamento.

Rubí señala además que "las últimas actuaciones" del legislativo "han comprometido hasta la saciedad la independencia de la institución y han revelado una voluntad política clara para que el suscrito no continúe en el desempeño del cargo".

El funcionario considera que en el Parlamento, responsable de elegir al fiscal general y el fiscal adjunto, se ha llegado a niveles que considera "intolerables para la salud institucional" y su "propia dignidad personal".

La Comisión Interventora del Ministerio Público, creada por el Parlamento el 17 de abril pasado, también recomendó el martes la destitución por la vía del juicio político al fiscal adjunto, Roy Urtecho.

La destitución de los dos fiscales fue recomendada por la inadecuada administración del Ministerio Público.

Los miembros de la Comisión aconsejaron "la destitución por vía del juicio político" de Rubí y Urtecho por "ser los responsables del inadecuado manejo y administración" del Ministerio público, indicó el martes en un comunicado la Junta Interventora.

Urtecho, quien además es presidente del Colegio de Abogados de Honduras, no ha dicho si renunciará al igual que Rubí o si se someterá al juicio político que recomendó la Junta Interventora.

Desde que la Junta Interventora tomó control del Ministerio Público, Rubí y Urtecho quedaron en suspenso en sus cargos.

La Junta Interventora también pidió la "pronta discusión" de una nueva ley orgánica del Ministerio Público que le permita a la institución "cumplir con las funciones y atribuciones" que establece la Constitución de la República.

Rubí y Urtecho concluirían su mandato en el Ministerio Público en mayo de 2014.

La acción siguiente del Parlamento será definir si amplía hasta mayo de 2014 el mandato de la Junta Interventora o si nombrará a los sucesores de Rubí y Urtecho únicamente por casi un año que les restaban a los fiscales general y adjunto.

La intervención del Ministerio Público desde abril pasado fue cuestionada por algunos sectores, incluido el primer fiscal general, Ángel Edmundo Orellana, quien entonces dijo a periodistas que se trataba de un hecho "ilegal" e "inconstitucional".

La falta de investigación y ejercicio penal sobre la mayoría de los crímenes, que en promedio de 20 diarios se cometen en el país, creando más impunidad, y otras irregularidades como presuntos casos de corrupción, dieron pie para la intervención del Ministerio Público, según fuentes del Parlamento.


Descarga la aplicación

en google play en google play