Escúchenos en línea

Atentado de La Penca cumple 23 años y sus autores están impunes

MiPunto.com. Desde San José. | 30 de Mayo de 2007 a las 00:00
El atentado de La Penca, un pequeño caserío en la frontera de Nicaragua con Costa Rica, que dejó tres periodistas muertos y más de una veintena de heridos, cumplió este miércoles 23 años en la total impunidad. El atentado ocurrió la noche del 30 de mayo de 1984, cuando el entonces jefe guerrillero antisandinista Edén Pastora, conocido como el 'Comandante Cero', ofrecía una conferencia de prensa a la que acudieron periodistas costarricenses y corresponsales de prensa extranjera. Una bomba fue accionada a control remoto por un falso periodista que arribó a Costa Rica en esos días con un pasaporte de Dinamarca a nombre de Peer Anker Hansen, y quien retornó a Costa Rica con los heridos para luego huir con rumbo desconocido. En el atentado murieron dos periodistas costarricenses y la estadounidense Linda Frasier, mientras que otros 29 comunicadores y el jefe guerrillero Pastora fueron heridos. El atentado se produjo en la época de mayor presión militar desde las fronteras de Costa Rica y Honduras contra la revolución nicaragüense, que había triunfado en julio de 1979, y era dirigida por el ahora presidente Daniel Ortega. La contrarevolución era financiada por Estados Unidos. Del supuesto Peer Anker Hansen nunca se supo más. Algunos aseguran que se trataba de un argentino al servicio de la Dirección de la Seguridad del Estado de la revolución sandinista de Nicaragua, otros que era un agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Ello por cuanto Pastora, quien había defeccionado de la revolución, era tenido como un acérrimo enemigo de los sandinistas, pero también era cuestionado por los estadounidenses por su oposición a unirse a los guerrilleros que operaban en el norte de Nicaragua, bajo la dirección de oficiales del derrocado régimen de Anastacio Somoza. El Colegio de Periodistas de Costa Rica señaló este miércoles que "aquel capítulo, el más triste de la historia del periodismo nacional, dejó hondas huellas en la vida de familias enteras, pero seguramente las mayores secuelas provienen de la impunidad que imperó y sigue imperando para con los autores intelectuales y materiales, cobardes asesinos causantes de aquel terrible atentado". El Colegio de Periodistas indicó que en 2006 se realizaron gestiones para evitar que el caso de La Penca prescriba ante la justicia. "Seguimos vigilantes de dicho proceso e igualmente insistiremos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por una respuesta a la demanda presentada por nuestra institución, en setiembre del 2005, contra el Estado costarricense por violación de los derechos humanos de las víctimas de la Penca", advirtió el Colegio de Periodistas.

Descarga la aplicación

en google play en google play