Escúchenos en línea

Pobreza en Costa Rica sigue en el 20%

San José. Agencias. | 29 de Julio de 2013 a las 12:42

La pobreza en Costa Rica se mantiene en el 20 % de la ciudadanía desde 1994 a pesar de que el ritmo de desarrollo económico es sostenido, aseveró hoy un analista del estadounidense Cato Institute.

Las estadísticas muestran que el gobierno de la actual presidenta Laura Chinchilla ha sido el que más ha invertido en "áreas de avance del Estado" y esto la mandataria lo presenta como grandes logros, aseguró el especialista Juan Carlos Hidalgo.

Es una caduca táctica de los políticos aseverar que se está gastando más, sin decir qué se ha logrado con ese gasto, dijo el experto según el diario digital crhoy.com.

Chinchilla expresó que su administración alcanzó el porcentaje más alto de los recientes seis gobiernos en inversión social del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente al 23 por ciento, principalmente en salud pública, educación y seguridad social.

Pero gastar más no significa un éxito o señal de que las cosas están bien, pues antes se deben revisar los indicadores de bienestar, pobreza e ingresos, porque la realidad contradice los indicadores resaltados, opinó la fuente.

El incremento de la ciudadanía y la tasa mantenida explica que la cantidad de pobres es la mayor en la historia del país, como lo recogió la Presidenta en el último informe del Estado de la Nación.

Hidalgo indicó que a pesar de que la economía crece, de que hay record de exportaciones y la inversión extranjera sigue arribando al país, los indicadores sociales no muestran mejoría.

Lo otro enormemente preocupante es que la desigualdad va en incremento y en América Latina solo hubo tres países en los recientes tres años que incrementaron ese índice: uno de ellos fue Costa Rica, aseguró el experto.

Actualmente se genera riqueza solo en los estratos más altos de la ciudadanía y no arriba a los pobres.

La creciente desigualdad en este país no es resultado de una economía abierta, sino porque está altamente manejada e intervenida y en ella las decisiones políticas y económicas están contra las clases populares, sentenció.

Se precisa un cambio radical en el modelo económico, porque las estrategias públicas se volcaron a promover las exportaciones que benefician a ciertos sectores y adoptaron tácticas que tienen consecuencias negativas sobre los asalariados, aseveró Hidalgo.

El Cato Institute es una fundación no partidista de estudios públicos fabricada en 1977 en Washington.


Descarga la aplicación

en google play en google play