Escúchenos en línea

Arzobispo considera necesario más desarrollo y seguridad en El Salvador

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 3 de Junio de 2007 a las 00:00
El Arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, declinó este domingo opinar sobre los tres años de gobierno de Elías Antonio Saca, aunque expresó que "lógicamente" falta más desarrollo y seguridad, una responsabilidad que consideró "de todos". "Yo he estado fuera y por lo tanto no he estado al tanto y me he enterado después de algunos acontecimientos que han ocurrido esta semana, pero acerca del discurso político del presidente ... cada uno puede tener sus propias interpretaciones", dijo el prelado en rueda de prensa en la catedral. Saca rindió el viernes un informe sobre su tercer año de gobierno ante la Asamblea legislativa, en el que destacó grandes logros económicos y sociales, así como en materia de seguridad, los aspectos más criticados por organizaciones sociales. "No puede uno como obispo dar su interpretación personal, ni aplicarla en nombre de la iglesia a todos los católicos" sobre asuntos como el discurso del mandatario, ya que "los aspectos partidarios de la política son de opción personal", aseguró. "Lo que hace la Iglesia es, sobre todo, dar fundamentos de moral y orientaciones de comportamiento, la Doctrina Social nos hace hablar y nos hace meditar en las obligaciones y deberes que todos los ciudadanos tenemos", afirmó Sáenz Lacalle. Añadió que "cada uno tiene derecho a tener sus opciones libres y opinar a favor o en contra de determinado político o determinada orientación política de un partido". Consultado sobre cuál era su propia valoración, como ciudadano, del gobierno de Saca, el arzobispo solo dijo: "me la reservo", aunque indicó que "lógicamente que hace falta que el país tenga un desarrollo muy considerable". Preguntado por los retos pendientes de Saca en los dos años que le restan de administración, el arzobispo dijo que debe "trabajar duro". "Pero no solamente él, sino todos nosotros, cada uno en su sitio", así como "tener una actitud positiva de cooperación, saltándose las opciones políticas personales, buscando el bien común", comentó. Sobre la persistencia de la violencia y delincuencia en el país a pesar los planes de seguridad impulsados por el gobierno, expresó que "eso pasa en todo el mundo y aquí de una manera muy, muy notable". "Preguntémonos, de todas maneras, si cada uno de nosotros está colaborando con el gobierno de alguna manera. Todos tenemos que ser policías, detectives de nuestra colonia, si hay una cosa sospechosa conviene avisar a la policía para que lo tenga en cuenta", expresó. La colaboración ciudadana "es la mejor manera de salir adelante de esas crisis que tenemos por (...) falta más desarrollo, pero sobre todo falta más seguridad. Creo que se han hecho algunos esfuerzos, pero no sé si son suficientes", apuntó. Sáenz Lacalle insistió en que la Conferencia Episcopal no se ha pronunciado sobre la administración de Saca, de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) e indicó que la prensa da relevancia a declaraciones de algunos obispos "y en realidad son ciudadanos cualquiera, que se pueden equivocar". El mes pasado el Obispo Auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, sustituyó al arzobispo en la misa de la Catedral Metropolitana y en posteriores ruedas de prensa criticó duramente la gestión gubernamental, principalmente en lo económico y la seguridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play