Escúchenos en línea

Lisiados de guerra de los dos bandos se unen para reclamar derechos al estado salvadoreño

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 12 de Junio de 2007 a las 00:00
Ex soldados y ex combatientes de la guerrilla que resultaron lisiados en la guerra civil salvadoreña (1980-1992) marcharon este martes en calles de San Salvador para exigir al Congreso que les mejore sus condiciones de vida porque aseguran sentirse "despreciados y abandonados". Encabezada por una gran pancarta de color rojo con una leyenda escrita en letras blancas: "Nuestros derechos ganados, no deben ser pisoteados", decenas de lisiados del conflicto, apoyados por ancianos ex combatientes de la guerrilla y familiares de caídos en combate, se concentraron en la llamada Plaza Cívica en el corazón de San Salvador para iniciar su marcha. Muchos de los lisiados, en su mayoría hombres y algunas mujeres campesinos, llegaron a la actividad callejera con ropas que dejaban ver sus amputaciones en brazos o piernas y que ahora son sustituidas por prótesis, que han tenido que conseguir por sus propios medios. Los manifestantes, entre ellos ex soldados lisiados que apoyaban a sus "colegas" ex guerrilleros, llegaron hasta las afueras de la Asamblea Legislativa donde entregaron a una representación de diputados del izquiedista FMLN una serie de peticiones, entre ellas la aprobación de medidas en favor del sector. "Los lisiados de guerra estamos abandonados, no importa si fuimos guerrilleros o soldados, somos seres humanos que estamos pidiendo ayuda, la mísera pensión que tenemos no alcanza para nada, no contamos con atención en salud, muchos no hemos podido reinsertarnos (en la sociedad) como gente productiva porque no hay apoyo", lamentó el ex guerrillero Armando Martínez. Martínez, secretario de Organización de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador (Alges), explicó que esta cuenta con poco más de 8.200 miembros, cada uno de los cuales recibe una pensión mensual que promedia los 80 dólares. "La gente no sobrevive con una pensión de miseria, tenemos familia", recordó Martínez, tras señalar que como Alges han solicitado en varias ocasiones al Congreso la aprobación de una normativa en favor de los lisiados de guerra que contemple, entre otros aspectos, el incremento de la pensión en forma anual, y la obligación del Estado de brindarles atención en salud. Maximiliano Hernández, de 58 años, es un ex combatiente de la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que perdió su pierna izquierda en setiembre de 1987 durante un combate con el ejército en Chalatenango (norte), cuando un proyectil de una tanqueta se la cortó casi de tajo. "La vida ha sido dura y no sé por qué nos abandonan", se lamentó el ex guerrillero, quien en la marcha vestía un pantalón y camisa camuflada muy desgastadas, la ropa que usó en la guerra. El saldo de la guerra civil salvadoreña fue de más de 75.000 muertos, por encima de 7.000 desaparecidos y unos 20.000 lisiados.

Descarga la aplicación

en google play en google play