Escúchenos en línea

Presidente hondureño afirma no cederá ante presiones del gremio de los médicos

Tegucigalpa. Agencias. | 8 de Noviembre de 2013 a las 17:13

Tras tres días en paro de labores por parte del gremio de los médicos, el presidente Porfirio Lobo, reiteró este viernes su posición de no ceder ante el reclamo de mejoras salariales por parte de este sector, al tiempo que remarcó que no está dispuesto a sacrificar recursos en detrimento de los más desposeídos.

- Cuestionó que la corrupción "no es tan evidente" como la de los que sacaron en carretilla más de 50 millones de lempiras del Banco Central de Honduras.

El mandatario cuestionó que los galenos reclaman un aumento salarial, a pesar que se les ha cumplido con pago de salarios, pero en este momento, el Estado no tiene disponibilidad presupuestaria para atender las pretensiones de los agremiados del Colegio Médico de Honduras (CMH) por lo que se les ha propuesto cumplirles de manera escalonada o diferida.

Agregó que la solución a la problemática compete a las secretarías de Finanzas y Salud y a las mismas administraciones de los centros asistenciales, al tiempo que destacó las acciones para frenar la corrupción en el sistema sanitario y como ejemplo citó el caso de la compra de unas 20 mil pastillas, que desaparecieron de un sanatorio en menos de dos días.

Criticó que la huelga de los médicos, se reduce a un aumento salarial, que no se puede dar este año, sino fraccionado, uno cada año y por cuatro años, pero que no se puede tolerar que un médico, como empleado público no atienda a un paciente.

"Un médico gana 30 mil lempiras mensuales, más beneficios gremiales, una cesantía de casi dos millones de lempiras y prestaciones, es injusto y no voy a sacar un centavo de lo que se eroga en la gente pobre y dar aumento a uno de los sectores más privilegiados del servicio público", advirtió.

Tema del Golfo de Fonseca

El mandatario también reiteró que una comitiva hondureña viajará, tanto a la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York y a la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington para exponer la posición de Honduras y se de cumplimiento al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que definió el diferendo limítrofe con El Salvador, pero que por intransigencia de ese país, no se ha podido ejecutar en lo que se refiere a la delimitación marítima en el Golfo Fonseca.

En ese sentido, recordó que desde el inicio de su gestión, la posición del país ha sido de buscar el dialogo entre los tres países para resolver el problema del Golfo de Fonseca y convertirlo en una zona de desarrollo en beneficio de las poblaciones ribereñas. "Estoy luchando porque se implemente el fallo de 1992, que es en firme y sin objeción¨, recalcó.

Agregó que ha faltado voluntad para buscar un acuerdo común, como sucedió con la parte terrestre y es por ello que hace dos años se le pidió al Consejo de Seguridad de la ONU su ayuda para implementar el fallo de la Corte Internacional de Justicia.

"Estamos enviando a ambos organismos una comisión para insistir y presentar de manera formal la ejecución de la sentencia de 1992 y en los próximos días se invitará a los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para que respalden la posición hondureña", explicó.

Consultado sobre supuestos actos de corrupción de funcionarios del actual Gobierno, lo que incide para no ser elegibles para programas como la Cuenta del Desafío del Milenio, aclaró que el primer compacto de ese programa lo firmó el ex mandatario Ricardo Maduro, y desde esa ocasión no ha habido más acuerdos.

"Ni el gobierno de Manuel Zelaya ni el de Roberto Micheletti ni el mío, lograron un segundo compacto, pero si se obtuvieron fondos gracias al programa Umbral, que sirven para atacar problemas como la corrupción en este gobierno", apuntó.

Sin embargo, "son problemas no tan evidentes como en el gobierno de Zelaya que sacaron una carretilla del Banco Central con 50 millones de lempiras, en un hecho que el pueblo señala de un inmenso descaro", criticó.

Añadió que el gobierno sigue luchado contra la corrupción y en ese sentido, se ha puesto orden en el sector salud, se ha avanzado en educación y seguridad y hay satisfacción en el proceso porque se ha avanzado.

Rechazó la denuncia del candidato presidencial del Partido Liberal, Mauricio Villeda, quien afirma que el Gobierno financia campañas políticas, en este caso del Partido Libertad y Refundación (Libre), por lo que le pidió cordura y serenidad, porque ni el Gobierno haría tal cosa ni los aludidos aceptarían ayuda.

"Es importante ver todo lo que el país ha vivido y la mejor conducta que deben tomar en este proceso es entender que lo más importante es respetar la violentad del pueblo, que vaya a votar libremente, en un proceso totalmente transparente", subrayó.


Descarga la aplicación

en google play en google play