Escúchenos en línea

Mandan a la calle a 900 policía a proteger buseros de Guatemala.

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 13 de Junio de 2007 a las 00:00
Las autoridades guatemaltecas incrementaron este miércoles el número de agentes para dar seguridad a las unidades del transporte colectivo, el cual es asediado por las pandillas juveniles que han asesinado a unos 65 chóferes y ayudantes en lo que va de 2007. La ministra guatemalteca de Gobernación, Adela de Torrebiarte, dijo a periodistas que a partir de este miércoles se incorporarán a los operativos de seguridad de autobuses unos 600 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y 300 soldados. Además, precisó De Torrebiarte, también serán destacados decenas de detectives encubiertos que se encargarán de identificar a los pandilleros juveniles que se dedican a asaltar y extorsionar a las unidades del transporte colectivo. "En total serán 2.500 agentes, entre policías y soldados, los que se encargarán de dar seguridad a los autobuses", explicó la funcionaria. Los esfuerzos que realizan las autoridades para detener el accionar de los pandilleros han sido insuficientes, ya que desde hace más de un mes, cuando se incrementaron los operativos de la PNC, también se incrementaron los ataques en contra de los chóferes. En menos de una semana han sido asesinados seis chóferes y ayudantes, que se niegan a pagar a los pandilleros las extorsiones. Según fuentes empresariales, cada día son asaltados más de 200 autobuses urbanos y unos mil son obligados por pandilleros a pagar extorsiones, las cuales oscilan entre los 15 y los 30 dólares diarios. La Asociación de Transportistas de Guatemala ha advertido a las autoridades de que de continuar los ataques en contra de los chóferes, en los próximos días podrían realizar un paro general, lo cual perjudicaría a los más de 1,2 millones que a diario utilizan ese servicio.

Descarga la aplicación

en google play en google play