Escúchenos en línea

Según el arzobispo de San Salvador, los niños no ingresarían a pandillas si les dejaran trabajar

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 17 de Junio de 2007 a las 00:00
El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, consideró este domingo que en El Salvador debería existir una legislación que permita el trabajo a los menores a fin de prepararlos para la vida profesional y alejarlos de las pandillas. El religioso respondió así ante la pregunta de una periodista sobre cifras del Consejo Nacional de Seguridad Pública que indican que en los últimos años unos 1.600 infantes, desde los nueve años, han ingresado a las pandillas. "Podría ser una buena manera de combatir este fenómeno que hubiese alguna legislación sobre el trabajo infantil a partir de una cierta edad, con unas condiciones; de manera que sirva de un entrenamiento para el trabajo verdaderamente profesional". Agregó que "hace falta no ponernos en una manera estricta en la mayoría de edad para tener un trabajo" pero que el mismo no "impida el seguimiento de sus estudios, con un sueldo apropiado al trabajo que están realizando pero que de verdad les sirva de entrenamiento y ocupación útil de su tiempo". La información, publicada ente domingo en el matutino El Diario de Hoy, indica que los pandilleros reclutan a infantes que son utilizados para realizar diversos delitos a sabiendas que las leyes son menos duras para castigarles. Según el informe del rotativo, los cabecillas de las pandillas "buscan menores que procedan de familias desintegradas" y les ofrecen ropa y dinero para convencerlos de que entren a los grupos, o en otros casos, los amenazan con asesinarlos. Por su parte, el arzobispo insistió en su propuesta al sostener que es importante que exista "para los adolescentes un trabajo oportuno, vigilado y adecuado a sus condiciones y que no impida en lo absoluto el acceso a la educación, que sea un complemento". Agregó que los agudos problemas de violencia y delincuencia que vive el país no son de exclusiva responsabilidad del Gobierno sino "de toda la sociedad". "Debe ser la familia la que debe responsabilizarse de sus propios hijos, entendemos que hay una desintegración también por parte de los inmigrantes y no hay familias completas que puedan brindar toda esta ayuda, pero debe hacerse este esfuerzo", consideró.

Descarga la aplicación

en google play en google play