Escúchenos en línea

Censo: en El Salvador viven un millón de habitantes menos

Por Mayency Linares y Karla Ramos, diario La Prensa Gráfica, de El Salvador. | 18 de Junio de 2007 a las 00:00
Datos preliminares del V censo de población y VI de vivienda afirman que en 2007 hay en El Salvador 5.8 millones de personas, una cifra 18.3% menor a las proyecciones realizadas por la Dirección de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), que estimaba para este año la existencia de 7.1 millones de habitantes en el país. "Sí, efectivamente, estaríamos en torno a esa cifra: 5.8 millones", afirmó uno de los funcionarios cercanos al proceso, que pidió reserva de su nombre. Según la fuente, el desfase con las proyecciones de población de la DIGESTYC —basadas en el censo de 1992— responde sobre todo a la tasa de migración "que ha sido difícil de calcular". Las proyecciones de migración oficiales estimaban que cada año se iban cerca 48,300 salvadoreños, pero las nuevas estimaciones hablan de 80,000 que se van por año. Además se ha confirmado un cambio en la tasa de fecundidad y natalidad: "Se ha visto que es menor a lo que se suponía y eso ha incidido", aseguró la fuente, algo que es compartido por la DIGESTYC. Hasta mediados de 2004, El Salvador, después de Costa Rica, se ubicaba como uno de los países con las menores tasas de natalidad en Centroamérica, con un promedio de 18.8 nacimientos por cada 100,000 habitantes. La DIGESTYC, que aún revisa los resultados del censo realizado en mayo, declinó confirmar un dato exacto. Sin embargo, Miguel Corleto, director de la entidad, agregó: "Estaríamos confirmando que sí, que estaríamos por debajo de las proyecciones, pero no puedo decirle en qué magnitud". Por su parte, la ministra de Economía, Yolanda de Gavidia, prefiere esperar al 2 de julio para dar la cifra exacta, pero reconoce: "Eso es algo que ya esperábamos, pero lo importante es que tendremos una foto real del país". Otros datos preliminares del censo confirman que San Salvador y La Libertad siguen concentrando la mayor población, aunque la tasa de crecimiento podría ser mucho mayor en La Libertad, por el desarrollo en muchos de sus municipios. Junto a estos, San Miguel y Santa Ana también se convierten en los departamentos con menos personas por hogar. En contraposición, Chalatenango y Morazán encabezarían la lista de los menos poblados, aunque ahí el número de personas por familia sería mayor.

Implicaciones del dato Pero ¿qué significa que seamos 1.3 millones de salvadoreños menos? Que muchos de los indicadores y cifras que rigen las políticas económicas y sociales del país (ingresos por cabeza, cobertura de seguridad social, tasa de homicidios, distribución de concejos municipales y diputados, entre otros) podrían variar. "Claro, habrá cosas que van a subir y otras que van a bajar, como la participación por género, pero es por errores de omisión que son normales", afirma la ministra. Solo los datos por departamento, según analistas consultados, podría generar cambios en la distribución de diputados, concejos municipales y en el presupuesto de las comunas (FODES) que se les destina cada año. Pero más allá de eso aseguran que la cifra de población le es favorable al Gobierno, porque le permite "justificar" los niveles de crecimiento que ha venido teniendo el país en los últimos años. "Si bajamos la población nos indica que la economía es más y que pasa el examen de crecimiento", valoró Roberto Rubio, presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo (FUNDE). Rafael Castallenos, analista y presidente de INCAE El Salvador, agrega que con un menor número de población "crecer a una tasa de 4% es una buena tasa". Pero Carlos Acevedo, economista del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es de la idea de que más que ver los cambios en ingresos y población "debemos utilizar esta información para saber dónde estamos para distribuir mejor los recursos y tener una mejor planificación de políticas de país".


Descarga la aplicación

en google play en google play