Escúchenos en línea

Honduras decreta emergencia energética

Varias agencias. Desde Tegucigalpa. | 18 de Junio de 2007 a las 00:00
El gobierno de Honduras declaró este lunes la "emergencia energética" para comprar 305 megavatios/hora a las térmicas con el fin de prevenir racionamientos, informó en rueda de prensa el ministro de Defensa, Arístides Mejía. El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo en rueda de prensa, tras una sesión del Consejo de Ministros, que el país necesita disponer a corto plazo de al menos 150 megavatios para suplir la demanda de electricidad, principalmente en los departamentos de Atlántida, Colón, Yoro y Olancho, en el Caribe, norte y oriente de Honduras. Agregó que para los próximos cuatro años el país necesita disponer de más energía hidroeléctrica y que en ese período se estarían construyendo unos tres proyectos, uno de ellos financiado por Taiwán y los otros dos por empresas privadas. Esos proyectos, que globalmente podrían superar los 200 megavatios, tendrían un coste de unos 750 millones de dólares. Honduras tiene una capacidad de generación de 1,100 megavatios hora, 30% generados por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) con hidroeléctricas, y el 70% comprado a compañías privadas de generación térmica. La principal hidroeléctrica es "Francisco Morazán", conocida como El Cajón, situada a 160 km al norte de Tegucigalpa, que genera 75 megavatios/hora por cada una de las cuatro turbinas que posee, por lo cual general 300 megavatios/hora. Según Mejía, en octubre será sacada de servicio de una de las cuatro turbinas de la hidroeléctrica El Cajón, durante tres meses, para ser sometida a una reparación, por lo cual 75 megavatios de los 225 serán destinados a cubrir ese faltante. El alto funcionario explicó que para suplir en parte la falta de esos 75 megavatios, se pondrán a funcionar dos plantas térmicas que han estado paralizadas en Puerto Cortés, con capacidad para 60 megavatios. La demanda está rebasando la capacidad de generación, por unas fallas en plantas térmicas de la costa del Caribe, por lo cual con el decreto de emergencia la ENEE podrá comprarla la electricidad, sin necesidad del retardado proceso de licitación. El ministro de Defensa Arístides Mejía, quien preside la junta interventora de ENEE, dijo que para hacer frente a la crisis que se avecina, se necesitan unos 150 megavatios, 100 de ellos para la región caribeña. "Se ha declarado la emergencia para revertir esta situación", afirmó el funcionario, en alusión a los problemas que tiene la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que se está quedando corta para atender el crecimiento de la demanda de electricidad. En ese sentido, Mejía, miembro de una junta administradora de la ENEE, detalló que la Empresa contratará 225 megavatios este año para atender la demanda especialmente en el litoral del Caribe y 80 megavatios para 2008. "Estamos buscando el financiamiento para tramitar dentro de un mes unos 750 millones que permitirían destinar unos 500 millones al impulso de todos los proyectos hidroeléctricos, los cuales tardan por lo mínimo seis años", afirmó el funcionario. "Y de aquí a esa fecha (se espera) revertir esa desproporción entre energía térmica y la hidroeléctrica", añadió Mejía. Zelaya también anunció que a finales de julio la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL) comenzará a operar un servicio de telefonía móvil, que en principio solamente estará disponible en Tegucigalpa y dentro de unos ocho meses a nivel nacional. Además, indicó que este lunes se aprobó reducir el coste de las llamadas internacionales hacia Honduras, para favorecer a las familias que hacen uso de ese servicio, que se fijaría entre los 5 y 10 centavos de dólar el minuto, según Zelaya. Esa disposición se suma a la de reducir a dos lempiras (unos 10 centavos de dólar) la llamada desde Honduras hacia Estados Unidos y otros países, aprobada la semana pasada. Una segunda empresa de telefonía móvil, previo a licitación internacional, será contratada a finales de este año, añadió. En esa licitación no participarán las dos empresas extranjeras que ahora controlan la telefonía móvil en Honduras, servicio que resulta ser el más caro de Centroamérica, apostillo Zelaya. Las dos compañías extranjeras suman globalmente unos tres millones de clientes en un país con siete millones de habitantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play