Escúchenos en línea

Estructuras criminales del Estado en Guatemala no han sido desmanteladas

Agencia EFE. Desde Bilbao. | 19 de Junio de 2007 a las 00:00
El Procurador de los Derechos Humanos de Guatemala (Defensor del Pueblo), Sergio Morales, dijo este martes que "las estructuras criminales del Estado" en su país "no han sido desmanteladas". Morales, que pronunció una conferencia en la Universidad del País Vasco (UPV), en la ciudad española de Bilbao (País Vasco, norte), aseguró que "los militares y la policía siguen en sus puestos o disfrutan de libertad, y hemos pasado de una violencia política a una violencia criminal". Bajo el título "Los Derechos Humanos en Guatemala: situación y desafíos", Sergio Morales recordó que su país vivió un "terrible" conflicto interno entre 1960 y 1996, cuando el Estado cometió actos "terribles" al combatir a grupos guerrilleros que pretendían cambiar la realidad de pobreza en la que vivía la inmensa mayoría de la población. Como consecuencia de este enfrentamiento, explicó, los grupos autóctonos sufrieron un genocidio; 200.000 personas fueron asesinadas, otras 50.000 desaparecieron, se generó un desplazamiento de población cercano al millón de personas y generó la muerte de dos millones de niños por enfermedades evitables. Guatemala tiene una población de seis millones de habitantes. Una vez finalizada la guerra, añadió Morales, "las estructuras criminales del Estado de aquella época nunca se desmantelaron; los militares y policías siguen en sus puestos y disfrutan de libertad, y se han creado policías privadas que duplican en número a la policía pública". "Este martes en día -resaltó- se ha pasado de una violencia con objetivos políticos a una violencia criminal con asesinatos igualmente despiadados; casos de familias enteras que deben pagar a grupos para que no les maten o les dejen tener su negocio, o el fenómeno de la 'limpieza social', que consiste en torturar y matar a pandilleros". Desde la Procuraduría, dijo el Procurador, han exigido de forma reiterada al Gabinete de Seguridad del Gobierno que depure a las fuerzas de seguridad, "pero la respuesta es la indiferencia; el Estado no tiene valor moral para sancionar a nadie". Morales cree, sin embargo, que el gran avance para "conseguir hacer justicia y acabar con la impunidad" surgió de forma casual en julio de 2005, "cuando tuvimos la gran suerte de encontrar un archivo, comparable en volumen al Archivo de Indias español, en el que figuran los nombres y apellidos de los asesinos y cómo actuaban y funcionaban". Desde entonces, se han enfrentando a dos atentados y la policía se ha intentado hacer con el archivo, que cubre el período de 1982 hasta 1997 y consta de cerca de ochenta millones de folios, de los cuales se han digitalizado hasta este momento dos millones, de los que se ha guardado una copia en Suiza. En las próximas semanas, la Procuraduría presentará los primeros informes derivados de una primera investigación de este archivo, en los cuales se detallan las estructuras, políticas operativas, patrones de actuación y cadenas de mando de la Policía Nacional durante el período del conflicto armado.

Descarga la aplicación

en google play en google play