Escúchenos en línea

Remesas suman mil millones de dólares este año en Honduras

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 20 de Junio de 2007 a las 00:00
Las remesas que miles de hondureños que viven en el exterior, principalmente en Estados Unidos, han enviado a sus familiares suman unos 1.000 millones de dólares en lo que va de 2007, informó hoy una fuente oficial. La presidenta del Banco Central de Honduras, Gabriela Núñez, dijo que las cifras se han incrementado en unos 128 millones de dólares con respecto al mismo período en 2006, aunque "el ritmo de crecimiento" de las remesas este año es del 13 por ciento, contra el 30 por ciento del año pasado. Agregó que para este año se espera que las remesas ronden los 3.000 millones de dólares y que la merma en el ritmo del crecimiento obedece a que en Estados Unidos ha caído la industria de la construcción, por lo que ha habido menos oportunidades de empleo. Núñez presidió hoy la conferencia "Remesas, ¿hasta cuándo?", en la que ella expuso sobre "El rostro de las remesas: Su impacto y sostenibilidad". En la conferencia participaron expertos nacionales y extranjeros como el economista español Humberto López, quien expuso sobre el impacto de las remesas en el desarrollo de América Latina, región de la que dijo que en 2006 recibió al menos 60.000 millones de dólares por ese concepto. La alta funcionaria hondureña resaltó que las remesas en Honduras han llegado a representar en 2006 más del 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). A pesar de la importancia que tienen las remesas para el país, Núñez resaltó que "no están atacando el problema de pobreza extrema". Agregó que el impacto positivo de las remesas a nivel macroeconómico no impide observar los efectos negativos a nivel de los hogares, y que un reciente estudio del Banco Central de Honduras confirma que el proceso de desintegración familiar se ha incrementado. Antes de 1998, según el estudio, la mayoría de los inmigrantes eran personas solteras e hijos del jefe del hogar, "pero más recientemente los que están partiendo en mayor proporción es alguno de los cónyuges del jefe de hogar, lo que impacta más profundamente en la estabilidad del hogar y la cohesión familiar". Núñez dijo que las remesas serán sostenibles en la medida que los países donde residen los inmigrantes tenga un buen desempeño económico para que pueda brindar oportunidades de empleo. Además, los inmigrantes deberán tener opciones para establecerse en el país durante un período largo para el envío continuo de las remesas. Según la presidenta del Banco Central, hay muchos factores por los que los flujos de las remesas familiares comenzarán a mostrar crecimientos cada vez más conservadores. En 2006 las remesas familiares de los hondureños sumaron 2.359 millones de dólares, mientras que para el presente año se prevén unos 2.878 millones, según dijo Núñez en enero pasado.

Descarga la aplicación

en google play en google play