Escúchenos en línea

Salvadoreñas ocupan pocos puestos claves en su país

San Salvador. Agencia ACAN-EFE. | 28 de Enero de 2014 a las 10:26

Las mujeres constituyen la mayoría de la población de El Salvador y, por tanto, del padrón de las próximas elecciones presidenciales, pero siguen ocupando un porcentaje "mínimo" de los puestos políticos claves del país tras más de 60 años de haber conquistado su derecho al voto.

Desde que se avaló su derecho al voto en la Constitución de 1950, las mujeres salvadoreñas han tenido "un porcentaje absolutamente mínimo de participación" en la elección de puestos políticos importantes, aunque son más de la mitad de los 6,2 millones de habitantes del país, dijo a Acan-Efe la feminista Ima Guirola.

Guirola, dirigente del Instituto de Estudios de la Mujer "Norma Virginia Guirola de Herrera" (CEMUJER), destacó que un claro ejemplo de la desigualdad que existe en el país es que para las elecciones presidenciales del 2 de febrero solo una mujer figura entre los 10 candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia.

Adriana Patricia Bonilla, del minoritario Partido Salvadoreño Progresista (PSP), no solo es la única mujer que buscará la Vicepresidencia sino que lo hace además por uno de los partidos que "menos posibilidades tiene", destacó la feminista.

Eso, pese a que las mujeres constituyen el 52,7 % del padrón electoral, formado por 4.955.107 salvadoreños convocados para los próximos comicios, añadió Guirola.

Los espacios a cargos de elección popular para las mujeres, pese a los avances, continúan siendo bajos, señala el libro "El hilo histórico de las mujeres en la participación política ciudadana en El Salvador", presentado recientemente por el estatal Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU).

De 1958 a 2007 "han sido electas únicamente 101 mujeres en la Asamblea Legislativa, 54 de estas después de los Acuerdos de Paz" firmados en 1992 y que pusieron fin a la guerra civil que comenzó en 1980, indica el libro.

Además, este país en su historia reciente solo ha tenido una vicepresidenta de la República, en el Gobierno de Elías Antonio Saca (2004-2009), que fue Ana Vilma de Escobar, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), del que hoy es diputada.

Hasta ahora solo dos mujeres han intentado llegar a la Presidencia salvadoreña: Prudencia Ayala, que lo hizo en 1930 antes de que el voto fuera autorizado a las mujeres, y Rhina Escalante, postulada en 1994 por el Auténtico Movimiento Demócrata Cristiano, detalla el estudio del ISDEMU.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció en marzo de 2013 en un informe que las cuotas partidarias continúan siendo muy bajas en El Salvador, aunque reconoció que en las elecciones legislativas y municipales de 2012 hubo un avance en el Parlamento.

El porcentaje de diputadas principales en la Asamblea Legislativa aumentó del 19 % al 27 % en esos comicios de 2012, lo que la ONU calificó como positivo, ya que situó al país "arriba del promedio latinoamericano de representación legislativa de mujeres, que según la Unión Interparlamentaria es del 24 %".

Actualmente en el Parlamento hay 22 mujeres diputadas entre los 84 legisladores que lo componen, indica el documento del ISDEMU.

La ONU condenó la "baja" participación de las mujeres en otros cargos públicos de toma de decisiones, y detalló que en los gobiernos municipales "únicamente hay alcaldesas en el 11 % de los 262 municipios del país".

De acuerdo a Guirola, la representación femenina en los puestos claves no solo se trata "de un aspecto numérico", porque habría que analizar si las que "llegan a puestos de decisión clave representan los intereses estratégicos de las mujeres".

Es decir, "qué tanto defienden los derechos de las mujeres cuando están dentro de una estructura evidentemente patriarcal", donde es "difícil" trabajar por la equidad de género, indicó Guirola.

A pesar de los avances, la "sociedad prefiere todavía votar más hombres"; además, los partidos se resisten a tener "condiciones de igualdad" al postular a sus candidatos, dijo a Acan-Efe Ramón Villalta, director de la organización no gubernamental Iniciativa Social para la Democracia.

De "manera recurrente" se ha propuesto que deberían existir "condiciones de igualdad en un 50 %" dentro de los partidos políticos, pero estos "se resisten", enfatizó.

En febrero de 2013 entró en vigencia la Ley de Partidos Políticos, que entre otras cosas fija un mínimo de 30 % de participación de la mujer en listados electorales, disposición que se aplicará en las elecciones legislativas y municipales del próximo año.


Descarga la aplicación

en google play en google play