Escúchenos en línea

Derecha salvadoreña impone fideicomiso para evadir normas constitucionales

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 21 de Junio de 2007 a las 00:00
La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó este jueves un proyecto de ley que autoriza un fideicomiso que pretende recaudar 350 millones de dólares para financiar programas de educación y seguridad pública. La iniciativa fue propuesta por el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, el pasado 1 de junio, en el marco de su tercer aniversario de mandato, ante la negativa del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) de aprobar millonarios préstamos internacionales que serían usados para financiar diversos programas sociales. El FMLN se ha opuesto al endeudamiento aduciendo una supuesta corrupción en el Ejecutivo con empréstitos internacionales aprobados con sus votos en años anteriores. La deuda del Estado, según la Constitución, debe ser aprobada en el Parlamento con mayoría calificada, fijada en 56 votos de los 84 diputados que lo conforman. La ley del fideicomiso fue aprobada la noche del jueves con 49 votos de los diputados de la gubernamental Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), el Partido de Conciliación Nacional (PCN) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC), todos de derecha. Se opusieron a la creación del ente los 32 diputados del FMLN y los dos del Cambió Democrático (CD, social demócrata), mientras que Juan Pablo Duran, escisión del PDC, se abstuvo. Los partidos que se opusieron manifestaron en el debate que el fideicomiso, por ser una deuda del Estado, debía ser aprobada por mayoría calificada por lo que es "inconstitucional". Sin embargo, el Ejecutivo ha considerado que el fondo solamente necesitaba de la aprobación por mayoría simple, fijada en 43 votos, así como fue aprobado anteriormente otro fideicomiso para el pago de las pensiones. El diputado Humberto Centeno, del FMLN, afirmó que al ser aprobado con mayoría simple no se garantiza que sea una deuda soberana, así como el compromiso de futuros Gobiernos por el pago a los inversionistas que compren los certificados que se emitan. Centeno reiteró la posición de su partido de que los programas sociales podrían financiarse sin necesidad de adquirir deuda si el Gobierno combatiera la evasión de impuestos de parte de las grandes compañías. Afirmó que "el presidente Saca y el partido ARENA protege a los grandes evasores", al tiempo que denunció que el dinero de los préstamos anteriores ha sido "malversado". El fideicomiso, que entrará en vigor luego de la sanción presidencial, pretende recaudar 350 millones de dólares al emitir certificados que serán comprados por inversionistas privados y algunas entidades autónomas estatales. Del fondo -que será complementado en los próximos dos años- el gobierno planea destinar 200 millones de dólares para realizar diversos proyectos educativos y 150 para el fortalecimiento de las instituciones encargadas de la seguridad ciudadana. La ley aprobada contempla que las ganancias que se deriven de la compra de certificados estarán exentas del pago de impuesto. Los diputados también aprobaron hoy unas reformas que dan autonomía financiera al Centro Nacional de Registros (CNR) y a la ley del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) para que puedan adquirir deuda con instituciones internacionales sin necesidad que sea aprobada por la Asamblea Legislativa, según fuentes parlamentarias. Esta medida también fue propuesta por Saca ante la negativa del FMLN de aprobar fondos internacionales que serían utilizados por estas instancias.

Descarga la aplicación

en google play en google play