Escúchenos en línea

Asesinan a un edecán del presidente de Honduras

Varias agencias. Desde Tegucigalpa. | 22 de Junio de 2007 a las 00:00
Un edecán del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue asesinado hoy a tiros en Tegucigalpa, informó la Policía. Un portavoz de la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) dijo a periodistas que el fallecido era el capitán de Infantería Alejandro Motiño, quien fue atacado por desconocidos cuando salía de su residencia en la colonia Villa Olímpica, al este de la capital. Motiño era uno de los edecanes más cercanos al presidente hondureño, según fuentes de la Casa Presidencial. El oficial pudo haber sido atacado por la espalda y en principio las autoridades presumen que el móvil fue el robo de su arma de reglamento, porque no apareció en el sitio del crimen ni en el Hospital Escuela, donde falleció, añadió el informante. Zelaya atribuyó a "sicarios" el asesinato y pidió que no se politice el crimen. En declaraciones al canal 36 de la televisión local, Zelaya se preguntó indignado "cuál es el móvil de este crimen", y seguido se respondió diciendo que "no se trata de un hecho de delincuencia común, ni de violencia doméstica". Tampoco puede ser un problema personal porque el capitán Motiño, asesinado hoy a tiros en Tegucigalpa, "era una persona sumamente correcta", acotó. Si no se prueba lo contrario, añadió Zelaya, "este es un crimen que está hecho por sicarios, por personas pagadas que tendrán intenciones aviesas de perjudicar específicamente el sistema", y "pueda que quieran poner, como dicen algunos, en evidencia los problemas de la seguridad". En su opinión, el tipo de violencia que vive el país es similar a lo que está pasando en Guatemala, según dijo Zelaya que le comentó la semana pasada el presidente de ese país, Óscar Berger. Zelaya recalcó que la muerte de uno de sus edecanes "tiene altísimas connotaciones" y que "no es un problema del ministro de Seguridad (Álvaro Romero), es un problema de criminales que hay en Honduras, de gente que es capaz de pagar a otros para mandar a matar y sacarse clavos (problemas) personales". Son grupos que tratan de "crear tendencias políticas o realmente poner en evidencia problemas con el fin de sacar provecho personal, hay que tener mucho cuidado con lo que está pasando en el país, porque cualquiera podemos ser víctimas de esto", agregó. El presidente dijo que a él no le hacen nada "de repente porque ando rodeado de personas, pero cuando salga de este puesto qué va a pasar con mis amigos, mi familia, que andan en la calle, se tienen que enfrentar a esta situación". "Hay que pedir que se profundice en las causas que motivan este crimen y no estar politizando el crimen diciendo que es un problema del ministro de Seguridad, que no tiene absolutamente nada que ver en este crimen, él está más bien combatiendo el crimen", reiteró Zelaya, quien asumió el poder el 27 de enero de 2006. También expresó que en su administración se ha duplicado el número de policías y que a ellos se les ha dotado de uniformes, equipo e incrementado el salario, lo que en su opinión no hicieron los gobiernos de los últimos 15 años. Honduras vive una ola de violencia y delincuencia común, con más de diez muertes violentas por semana, según diversas fuentes, pero según el ministro de Seguridad, se trata de una "falsa percepción". El pasado 3 de junio, fue asesinado en pleno centro de Tegucigalpa el esposo de la secretaria privada del presidente hondureño. Desconocidos mataron a Oban Reiniery Valladares, esposo de Gloria de Valladares, secretaria de Zelaya.

Descarga la aplicación

en google play en google play