Escúchenos en línea

Poderosa coalición lanza campaña del «no» al TLC

Varias agencias. Desde San José. | 23 de Junio de 2007 a las 00:00
Diversos sectores de Costa Rica, opuestos al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica, la República Dominicana y EEUU, lanzaron este sábado una campaña que busca votos para ganar el referendo del próximo 7 de octubre que decidirá el futuro de ese acuerdo comercial. El lema principal de la campaña es "Mi corazón dice NO... ¿Y el tuyo?", y tiene como objetivo impulsar a los costarricenses a que voten "con su corazón", pues consideran el referendo una lucha de "corazones contra millones (de dólares)", explicó el movimiento anti TLC en un comunicado. El rector del estatal Instituto Tecnológico de Costa Rica, Eugenio Trejos, tuvo a su cargo el cierre de la actividad con un encendido discurso en el que llamó a derrotar en las urnas, pero también en las calles al TLC, que será dirimido en un referéndum el 7 de octubre. "De rodillas sólo ante Dios, pero ante ningún tratado de libre comercio negociado por mercaderes que pretenden vender la patria, ni ante ningún presidente que no se lo merezca", declaró Trejos en una referencia implítica al presidente Oscar Arias, principal defensor del TLC. Durante las casi cuatro horas que se prolongó la campaña de lanzamiento del 'No', los activistas no dejaron de corear consignas contra el tratado, en medio o al final de encendidos discursos pronunciados en la jornada. Trejos cerró una jornada en la que hubo cantos y música contra el TLC, mascaradas y payasos, poesía y retahilas, y el constante recurrir de los oradores a la figura del ex presidente Juanito Mora, que encabezó la lucha contra el invasor estadounidense a Centroamérica en 1856. Entre los oradores estuvieron el ex presidente Rodrigo Carazo (1978-82), los diputados José Merino, del izquierdista Frente Amplio (FA), el diputado no vidente Oscar López, del Partido Accessibilidad Sin Exclusiones (PASE), el ex candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, y el ex candidato presidencial del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), Rolando Araya. En el acto, la poetisa y actriz Ana Istarú leyó la denominada "Proclama del movimiento patriótico no al TLC". "Una vez más, como en 1856, nuestro pueblo se ve enfrentado al peligro de desaparecer como nación libre, independiente y soberana. Y sólo venceremos si de nuevo le decimos no a los nuevos filibusteros", leyó Istarú en referencia a los que apoyan el TLC. A la actividad de lanzamiento de la campaña, que consiste en dar información "casa por casa" sobre los efectos negativos del TLC, asistieron sectores políticos, académicos, sindicatos, campesinos, estudiantes, ecologistas y otros sectores sociales de todo el país. En la actividad también hubo actividades culturales y gritos de "No al TLC", acompañados por pancartas y camisetas que mostraban su descontento con ese proyecto. Ottón Solís dijo a Acan-Efe que el movimiento trata de una lucha contra el "capitalismo salvaje" que promueve el TLC. "Aquí hay una alianza enorme para defender una globalización y modelo capitalista que tenga rostro humano, un modelo de empresa privada que tome en consideración que hay sectores que no pueden quedar fuera de ese proceso", aseguró Solís. Por su parte, el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, declaró que los opositores al TLC cuentan con argumentos para convencer a la población de votar "no" y "reconstruir" el país. "Si triunfamos los del 'no' es para reconstruir el país por la senda de la equidad y de la integración social; si triunfa el 'sí' la lucha será doblemente fuerte para resistir el desmontaje de todo el aparato social del país", afirmó el dirigente. En la proclama de la actividad, el movimiento indica que "nuestro pueblo se ve enfrentado al peligro de desaparecer como nación libre, independiente y soberana, y solo venceremos si decimos 'no' a los nuevos filibusteros". Costa Rica es el único país signatario donde el TLC no ha entrado en vigencia. El tratado es apoyado por el gobierno, algunos sectores políticos y empresarios, que afirman que atraerá inversión extranjera, generará empleos y mejorará la economía del país en general. Universidades públicas, organizaciones sociales y sindicales, agriculturoes y pequeños y medianos empresarios se oponen al TLC porque consideran que terminará de desmantelar el Estado social de derecho inaugurado a mediados del siglo XX, tras la revolución de 1948. Los opositores aseguran que el acuerdo comercial hará desaparecer a los pequeños agricultores, afectará el acceso a medicamentos genéricos para la salud pública, y privatizará los monopolios estatales de telecomunicaciones y seguros, que deberán ser abiertos a la competencia si se aprueba el TLC. La campaña del 'Sí', que es promocionado personalmente por el presidente Arias, aun no ha sido lanzada oficialmente.

Descarga la aplicación

en google play en google play