Escúchenos en línea

Nuevo caso de corrupción sacude a derechista Arena

San Salvador. PL. | 2 de Marzo de 2014 a las 13:46

Un nuevo caso de presunta corrupción sacude en El Salvador a la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), vinculado a la exvicepresidenta Ana Vilma Albanés de Escobar.

El hecho fue sacado a la luz pública por el presidente Mauricio Funes, quien presentó la víspera un informe sobre una investigación por el uso irregular de 38,5 millones de dólares de un programa gubernamental para crear empleos.

La exmandataria (2004-2009), actualmente diputada de Arena, está señalada también por el mal manejo de 17 millones de dólares cuando fue presidenta del Instituto Salvadoreño del Seguro Social durante la administración del presidente del expresidente Francisco Flores (1999-2004).

El exgobernante se encuentra prófugo desde el pasado 28 de enero cuando era investigado por la fiscalía y una comisión del parlamento por su presunta apropiación de millonarias donaciones de Taiwán a su gobierno para víctimas de desastres naturales.

Flores fue uno de los principales asesores del candidato presidencial de Arena, Norman Quijano, para la primera vuelta electoral del 2 de febrero pasado, pero dejó esas funciones por el negativo impacto en las encuestas del escándalo de corrupción del cual es la figura más visible.

El otro asesor de Arena es el venezolano Juan José Rendón, quien ha debido trabajar desde la ciudad estadounidense de Miami pues es buscado por la policía internacional (Interpol) por un delito de violación sexual cometido en Panamá en agosto del año pasado.

Funes denunció que Albanés de Escobar pudo haber utilizado su cargo como vicepresidenta y presidenta del comité calificador del Fideicomiso Especial para la Creación de Empleos en Sectores Productivos Estratégicos (Fecepe) para favorecer a determinadas empresas privadas.

Reiteró su petición para que la Fiscalía General de la República investigue el manejo irregular de los fondos de ese plan del último gobierno de Arena.

Agregó que la información apunta a que la diputada pudo haber cometido los delitos de cohecho impropio y malversación de fondos en el uso de la millonaria suma y beneficiar a empresas propiedad de familiares de miembros del Comité Calificador del Fideicomiso.

Precisó que en una de las compañías beneficiada el apoderado legal era el hermano del entonces presidente del Banco Multisectorial de Inversiones (BMI), que entregaba los fondos, y secretario del Comité, Nicola Angelucci.


Descarga la aplicación

en google play en google play