Escúchenos en línea

Honduras rechaza declaraciones de Berger

LaVoz.com. Desde Tegucigalpa. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
El gobierno negó el jueves que el presidente Manuel Zelaya haya advertido a su colega guatemalteco Oscar Berger en torno a la labor realizada en Honduras por el asesor político estadounidense Mark Gluckmann. Berger aseguró en su país el miércoles que "el presidente Zelaya me dio una información escalofriante (sobre Gluckmann) que no quisiera divulgar", pero no dio más detalles sobre el asunto. "En las informaciones provenientes de Guatemala se menciona al presidente (Zelaya) cómo que divulgó algunas circunstancias que podrían ser similares a la campaña de ese país con las de Honduras... lo que es impropio", dijo en rueda de prensa el asesor legal presidencial, Enrique Flores. Afirmó que "se trata de aprovechar algunos hechos de violencia con fines políticos para favorecer a un partido (de Guatemala) que está en elecciones", y "manipular los hechos para crear temor en la población, dirigir conductas para obtener votos o manejar la opinión pública". Flores, considerado la mano derecha de Zelaya, sostuvo que "aparentemente se trata perjudicar la gobernabilidad o imagen de un gobierno". El diputado del Partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) de Guatemala, Mario Taracena, acusó en su país a Gluckmann de ser "un genio del mal, un asesino intelectual que ideó en Honduras el asesinato de choferes para subir la popularidad de su candidato". El UNE pidió a las autoridades investigar la contratación de Gluckmann por parte del Partido Patriota, que postula a la presidencia a Otto Pérez, segundo en las encuestas y quien negó los señalamientos. El propio Gluckmann dijo a Radio Sonora de Guatemala que las acusaciones son "ofensivas y ridículas contra una persona respetada en Estados Unidos y América Latina". La situación se produce en momentos en que en Guatemala se ha registrado la muerte de unos 15 choferes de autobuses. Hasta ahora, la hipótesis principal señalaba a pandilleros de ser responsables de matar los chóferes que se negaban a pagar las extorsiones. El Partido Patriota ha centrado su plataforma de campaña electoral en ofrecer "mano dura" contra los delincuentes, en particular los pandilleros que operan en las zonas marginales de las áreas urbanas de esta capital. Esa "mano dura" en contra de los delincuentes la ofreció el ex aspirante presidencial hondureño Porfirio Lobo Sosa, del Partido Nacional, en su campaña política de 2005. Lobo Sosa perdió la contienda, que ganó Zelaya por apenas 75.000 votos. Gluckmann fue el asesor de imagen de Lobo Sosa, quien trabaja intensamente por ser de nuevo el candidato presidencial de su partido en los comicios de noviembre de 2009. Gluckmann no enfrenta ninguna acusación en Honduras.

Descarga la aplicación

en google play en google play