Escúchenos en línea

Capturan en El Salvador a presunto asesino de dos policías

Agencia ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 2 de Julio de 2007 a las 00:00
Tras una intensa persecución de casi un año, la Policía Nacional Civil, PNC, de El Salvador, logró detener este lunes a José Mario Belloso, vinculado a la izquierda y acusado del asesinato de dos policías y de haber lesionado a una decena de agentes más en el marco de una manifestación hace un año. La detención de Belloso, de 30 años, se produjo la mañana de este lunes cuando salía de una alcantarilla, en la Colonia San Luis, el sector norte de San Salvador, informó el director de la PNC, Rodrigo Ávila, quien dirigió la operación que se inició el domingo. El prófugo se ocultaba en una vivienda de su madre que tenía un extenso túnel en San Ramón, periferia norte de San Salvador. Tras un allanamiento a la vivienda, la policía localizó armas artesanales de fuego. Harapiento, barbado y con el cabello largo, Belloso fue presentado en forma breve a la prensa y luego un grupo de agentes le trasladó a una delegación policial del este de la capital, antes de ser remitido a un tribunal donde se ventilará el debido proceso. En el curso de la operación, el domingo fueron detenidas Rosario Castillo y Susana Belloso, madre y hermana del prófugo. Belloso, que fue militante de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Fmnl, es acusado del homicidio agravado de los agentes Pedro Misael Rivas y Miguel Angel Rubí, e intento de homicidio de otros 10, cuando el 5 de julio de 2006 la Policía intentaba disolver una manifestación en una calle adyacente a la Universidad de El Salvador. En el marco de la manifestación, Belloso disparó con un fusil M-16 sobre los agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden, UMO, que intentaban dispersar la marcha que se realizaba en una calle adyacente a la Universidad de El Salvador. Tanto Belloso, como Luis Antonio Herrador, quien le acompañaba al momento de disparar contra los policías, fueron delatados por las imágenes de la televisión que transmitía en vivo los incidentes. Herrador fue detenido el mismo día de los incidentes y tras un largo proceso judicial el pasado 30 de mayo fue condenado a 23 años y cuatro meses de prisión por su participación en los incidentes como "cómplice no necesario" de Belloso. Este lunes el ministro de Seguridad, René Figueroa, declaró que "es punto de honor capturar a cualquier homicida, especialmente a ese individuo por la forma salvaje, fría, calculada en la que asesinaron a valientes policías". "El mensaje aquí es que no hay impunidad. El mensaje es que aunque pase el tiempo, hay un brazo de la justicia que va a capturar a cualquiera que esté involucrado en este tipo de actividades", enfatizó Figueroa. El incidente en el que murieron los agentes fue considerado el más grave desde el fin de la sangrienta guerra civil de doce años, el 16 de enero de 1992.

Descarga la aplicación

en google play en google play