Escúchenos en línea

Movimientos guatemaltecos presionan por Comisión contra la Impunidad

Agencia ADITAL. Desde ciudad Guatemala. | 7 de Julio de 2007 a las 00:00
Faltando pocos meses para las elecciones presidenciales de Guatemala, que van a tener lugar el día 9 de septiembre, el clima de miedo e impunidad domina el país. A comienzos de esta semana, Amnistía Internacional se pronunció solicitando al Congreso guatemalteco que aprobase la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). La Fundación Myrna Mack también se está movilizando para que la aprobación se dé lo más rápido posible. En abril de este año, la entidad de Guatemala presentó a la Corte de Constitucionalidad una serie de documentos que explican el valor de esa Comisión para el país. Sin embargo, la fuerza de oposición está impidiendo la finalización del proyecto. "Hay que ir más allá de los esfuerzos que ya pueden estar realizando las instituciones directamente involucradas, como las que integran el sector de justicia", afirma la coordinadora del Área Política de la Fundación Myrna Mack, Carmen Aída Ibarra. Actualmente, el proyecto se encuentra en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, la cual deberá emitir un parecer favorable a la aprobación del Acuerdo de creación de la CICIG, firmado en diciembre de 2006 por el Estado de Guatemala y la ONU. El día 8 de mayo de 2007, el Tribunal comunicó que la CICIG es compatible con la Constitución del país. Pero el obstáculo principal para la aprobación del proyecto se encuentra en la fuerza oposicionista. La Comisión de Relaciones Exteriores está presidida por Zury Ríos, del partido del Frente Republicano Guatemalteco (FRG), el cual se opone firmemente a la aprobación de la CICIG. Según la coordinadora de la Fundación, ese partido, liderado por el General Efraín Ríos Montt, está realizando diversas maniobras intentando bloquear y obstruir la aprobación de la CICIG. "Lo que me parece, es que en el FRG existe el temor de que la Comisión pueda, en algún momento, encaminar investigaciones contra el General Ríos Montt, contra quien pesan varios procesos de genocidio", afirma. Sin embargo, eso no sería posible, pues la Comisión no se ocupará de casos vinculados con el conflicto armando, y sí de casos cometidos en la actualidad por estructuras clandestinas. Además de la oposición del FRG, otros partidos están dificultando el proceso: el Partido Unionista, partidos Unión del Cambio Nacionalista y el Partido de Avanzada Nacional. El partido FRG promovió una consulta a la Corte de Constitucionalidad, para determinar se la CICIG desobedecía o no la Constitución Política de la República, logrando que la tramitación se atrase por dos meses. Después de este episodio, el partido ha puesto en duda la opinión consultiva emitida por la Corte, a pesar de que esa Corte es la única entidad autorizada para interpretar la Constitución. Carmen agrega que los partidarios del FRG han asustado a otros diputados con especulaciones de que la Comisión va a investigar su vida privada, cuentas bancarias, negocios, etc. Algunos diputados favorables al proyecto están queriendo que el tema sea transferido hacia otra comisión legislativa a fin de que salga del estancamiento. Sin embargo, por falta de acuerdo entre los parlamentarios, eso todavía no fue posible. La Fundación Myrna Mack continúa manteniendo reuniones con diputados para abordar el tema y solicitando que éstos se esfuercen por estudiar y analizar el proyecto con objetividad e imparcialidad. "Hemos pedido que no se dejen llevar por visiones apocalípticas como la del FRG, que dice que ve en la comisión a un monstruo, un cuarto poder. También hemos hecho llegar a los diputados documentos de análisis y comentarios", afirma la coordinadora. Uno de esos documentos, titulado "Comentarios sobre la pertinencia e importancia de la aprobación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala", fundamenta la necesidad de la instalación de esa Comisión, enfatizando la situación de miedo e impunidad que vive el país. El brutal asesinato de tres diputados salvadoreños y su chofer, la ejecución de los cuatro agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que estaban presos por ser sospechosos de participar en el asesinato de los diputados, las prácticas de limpieza social ejecutadas por la PNC, la eliminación sistemática de choferes de transporte público, linchamientos de supuestos delincuentes son algunas de las expresiones de violencia por las que pasan los guatemaltecos. A causa de esto, además de toda esa movilización en el medio legislativo para que se apruebe el proyecto, las organizaciones nacionales e internacionales han llamado la atención en espacios colectivos como el Forum Guatemala y también ante los medios de comunicación. Para la Fundación, la esperanza está ahora en el mes de agosto, pues en julio probablemente no habrá más debate. La última sesión programada del Congreso ocurrió ayer (5) y no se sabe si habrá nuevas convocatorias para julio. El congreso está en receso oficial. "Lo más probable es que el tema sea mencionado en las sesiones extraordinarias programadas, pero sin que se obtengan avances concretos", informa. En los meses que anteceden a las elecciones, el clima puede empeorar en el país. Sin embargo, Carmen resalta que con o sin elecciones el problema de la impunidad está presente y continúa creciendo. "La impunidad es el problema de fondo del país, al menos en lo que concierne a la justicia y a la seguridad. El clima de pérdida de gobernabilidad y la debilidad de las instituciones de justicia y seguridad hacen inviable, en este momento, un avance en la consolidación del Estado de Derecho", concluyó Carmen Aída Ibarra.

Descarga la aplicación

en google play en google play