Escúchenos en línea

Ola de secuestros pone en vilo a Honduras

MiPunto.com. Desde Tegucigalpa. | 9 de Julio de 2007 a las 00:00
La ola de secuestros que se registra en Honduras ha sembrado la alarma entre la población, acosada por la violencia y la delincuencia que las autoridades no consiguen detener. "Hay gran preocupación porque se han dado tres secuestros en tres días y van como 40 en los últimos tres meses", advirtió en declaraciones a la AFP el diputado de Unificación Democrática (UD, izquierda), Marvin Ponce. Ramón Enrique Banegas (27), hijo del coronel retirado Ramón Amado Banegas, fue secuestrado el domingo en el centro comercial Villas del Sol, este de Tegucigalpa. La estudiante Johana Vigil (22) permanece en poder de captores desde el viernes pasado, cuando se la llevaron de las proximidades del mismo centro comercial capitalino. El sábado, en la ciudad de Choluteca, 130 km al sur de la capital, fue secuestrado Allan Guillermo Portillo (28), hijo de la gerente del Banco Central de Honduras, Victoria Fúnez. Portillo fue liberado el domingo luego del pago de un rescate de 5.200 dólares y la policía capturó después a dos sospechosos del plagio. "Lo peor es que ya no sólo secuestran a gente de las clases altas, ahora están secuestrando a gente pobre, a luchadores, en algunos casos gente muy querida en las comunidades, que tiene que hacer colectas para pagar rescate", aseveró Ponce. "La cifra negra en nuestro país definitivamente ha alcanzado niveles muy elevados y los delitos no son denunciados por temor a represalias y sobre todo en muchos casos aquellas personas que han reconocido a miembros de la autoridad" entre los secuestradores, aseguró a la prensa la comisionada retirada de la policía, María Luisa Borjas. La policía reconoce sólo 14 secuestros en lo que va del año, pero admite que casi todos los parientes de las víctimas piden a la policía que no interfiera para evitar que los captores maten al detenido. El presidente y ex candidato del opositor Partido Nacional (PN, derecha), Porfirio Lobo, quien perdió las elecciones ante el actual presidente Manuel Zelaya, del Partido Liberal (PL, también de derecha), manifestó que "la inseguridad va en aumento y no hay nadie que la frene". Según el Observatorio de la Violencia, un ente de la Universidad Nacional, el ministerio de Seguridad y otros organismos, Honduras registra un índice de 46 homicidios por cada 100.000 habitantes, uno de los más altos del continente. Durante el Gobierno anterior de Ricardo Maduro (del PN, 2002-2006), quien entregó el poder a Zelaya el 27 de enero de 2006, los secuestros bajaron sustancialmente. En 2000 se registraron 47 secuestros y en 2001 un total de 45, pero en 2002 bajaron a 22 y para 2005 llegaron a 3.

Descarga la aplicación

en google play en google play