Escúchenos en línea

Salvadoreños buscan alternativas para acabar con homicidios

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 11 de Julio de 2007 a las 00:00
Tras recibir un amplio informe de una comisión de notables, el gobierno salvadoreño estudia la aplicación de diferentes medidas que incluyen un riguroso control de armas con el fin contener la alarmante ola de delincuencia que a diario deja un promedio de nueve homicidios. "Lo interesante del informe es que es coincidente con lo que ya se aplicaba. Vamos a fortalecer el Plan Nacional de Prevención que implica atender los 22 municipios que representan un mayor índice de victimización y percepción de inseguridad", declaró a la AFP el director del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CSP), Oscar Bonilla. Según el director del CSP, el informe ratifica la necesidad de generalizar medidas para reducir "el impacto" de las armas de fuego, luego que se demostró la reducción de la violencia con "vedas a la portación" aplicadas en localidades como San Martín e Ilopango, entre otros municipios del país. El martes, tras ocho meses de labor, la denominada Comisión de Seguridad y Paz Social, presentó al presidente Elías Antonio Saca, el informe que, entre otros puntos, busca un mayor control de las armas, el fortalecimiento de la prevención de la delincuencia, la investigación del laboratorio científico y la formación policial. Integrada por rectores de universidades, empresarios y políticos, la Comisión recomendó una reingeniería en la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República y mejoras en la investigación científica de los delitos. El esfuerzo por disminuir los niveles de violencia, mediante un control en la circulación de las armas, en el pasado reciente chocó con la rentable venta de esos artefactos que tienen en su mayoría empresarios y militares en retiro. Para Bonilla más allá del negocio de las armas, debe estar "la necesidad de la nación de que se controlen esos factores de riesgo directo". El coordinador de la comisión que redactó el informe, Mauricio Loucel, comentó que las recomendaciones contenidas en el documento titulado "Seguridad y Paz, un reto de país" se basan en una serie de estudios que se han realizado con estadísticas de diversas fuentes. Para Bonilla, con el nuevo estudio quedó claro que el desafío es "dar un mayor impacto a las medidas preventivas, que se suma a otro elemento que es la efectividad policial". "La Policía debe estar dirigida a golpear la cabeza del crimen organizado, a perseguir a los líderes de las bandas juveniles que están en acciones más violentas", subrayó el presidente del CSP. El Salvador, con 20.742 km2 y 5,7 millones de habitantes, a diario tiene un promedio de nueve homicidios y decenas de asaltos a mano armada. La alarmante ola de delincuencia se incrementó desde el fin de doce años de guerra civil en 1992, cuando se desmovilizaron unos 40.000 efectivos entre soldados y guerrilleros.

Descarga la aplicación

en google play en google play