Escúchenos en línea

Inauguran exposición sobre hombre y la biodiversidad en Costa Rica

MiPunto.com. Desde San José. | 11 de Julio de 2007 a las 00:00
"Humanidad y biodiversidad. Nuestras vidas están unidas" da título a una exposición sobre el estrecho vínculo entre el hombre y la naturaleza, abierta este miércoles en el Museo Nacional de Costa Rica. Con la colaboración de la Embajada de Francia, treinta fotografías y 15 afiches tienen como objetivo salvaguardar la biodiversidad mediante programas de educación y conservación. Resultado de una investigación realizada por la Fundación Nicolas Hulot para la Naturaleza y el Hombre y la Asociación Noé Conservation, esta exposición, abierta hasta el 29 de agosto, pone de manifiesto el vínculo de la biodiversidad con la conservación, la alimentación, la salud, la pesca, el turismo y las sociedades. "Detrás del desorden aparente, un orden natural... tal es la paradoja de la vida", dice uno de los pies de foto que muestra a un cangrejo con una anémona instalada sobre él a modo de sombrero. Los anfibios, convertidos en 'termómetro' de la salud del medioambiente, están desapareciendo por la destrucción del hábitat, las enfermedades, el agujero de la capa de ozono, la polución o las especies invasoras. Las guerras destruyen la biodiversidad y los recursos naturales acentuando la pobreza, según los autores de la exposición, que se preguntan cómo alimentar a la humanidad que para el 2050 tendrá entre 8.000 y 10.000 millones de almas, cuando más del 40% de la tierra ya está dedicada a la agricultura. "La biodiversidad debe convertirse en un aliado de la seguridad alimentaria", subrayan. También de la salud, como lo demuestran las plantas que sirven para elaborar medicamentos. La exposición también alerta de las consecuencias nocivas para la salud no sólo del hombre sino de los animales y las plantas que tienen los contaminantes orgánicos persistentes, los disruptores endócrinos, los metales pesados. En 2004, se encontraron 55 productos tóxicos en la sangre de 14 ministros de Medio Ambiente europeos... "Invisibles pero omnipresentes, amenazan la salud de todo ser vivo", aseguran los responsables, que denuncian que en los últimos 50 años el 90% de los grandes peces depredadores ha desaparecido de los océanos a causa de la pesca industrial. El turismo puede jugar un doble papel si no se orienta bien: de destructor de ecosistemas por su masiva presencia puede convertirse en salvador de los mismos. En Islandia, el turismo para avistar ballenas deja 8,3 millones de dólares al año, casi el doble que la caza de los cetáceos entre 1986 y 1989. La deforestación libera cada año a la atmósfera entre 1.000 y 2.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), es decir, el 20% de las emisiones mundiales que produce el hombre. Sólo la Amazonía brasileña ha perdido el 16% de su superficie desde los años 1970 para el cultivo de la soja, la ganadería o la construcción de carreteras. Los autores terminan con una pregunta para la reflexión: "Sueño o realidad... Con o sin biodiversidad, ¿qué futuro tiene la humanidad?".

Descarga la aplicación

en google play en google play