Escúchenos en línea

China y EEUU, las prioridades de Costa Rica, según Arias

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 11 de Julio de 2007 a las 00:00
El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, consideró el miércoles como principales objetivos de su gestión firmar sendos tratados de libre comercio con Estados Unidos y China, y descartó cualquier plan de privatización de empresas. En una entrevista con Acan-Efe, Arias opinó que "sería un suicidio colectivo" que los costarricenses votaran en contra del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos en el referéndum convocado para el próximo 7 de octubre. "Me parece que no es algo que honre a Costa Rica, ni que hable bien de la sabiduría de los costarricenses, ni del conocimiento y la sensatez de los costarricenses, rechazar un TLC con nuestro principal socio comercial, mientras el resto del mundo hace cola" para ello, dijo Arias. "Yo creo que se debe aprobar, que se va a aprobar y que sería un suicidio colectivo que no lo aprobáramos", agregó y subrayó que "seríamos el primer país en rechazar un TLC con Estados Unidos". El presidente explicó que su gobierno ha optado por convocar este referéndum, el primero en la historia del país y, según él, "la primera consulta (mediante referéndum) de un TLC en el mundo", porque "es mucho más democrático". Arias aseguró que una de las razones por las que decidió presentar su candidatura a la Presidencia en las elecciones del pasado año, después de un primer mandato entre 1986 y 1990, fue la necesidad de impulsar definitivamente la firma del TLC con EEUU. "Teníamos un país estancado (..) mi antecesor (Abel Pacheco) se puso a deshojar margaritas para ver si enviaba o no enviaba el TLC a consideración del Congreso", dijo. Según Arias, en Costa Rica "se requería un liderazgo para continuar con la política que asumimos 20 años atrás de querer insertarnos más y más en el mercado internacional". "El TLC estaba paralizado y ahora lo hemos sacado del horno para que sea el costarricense en la urna el que decida, y yo me siento contento con esa decisión que hemos tomado", indicó. Costa Rica es el único país signatario del TLC entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana en el que el acuerdo no ha entrado en vigor. En la entrevista, Arias declaró su intención de firmar también un TLC con China. "China es nuestro segundo socio comercial después de Estados Unidos, representa una quinta parte de la población del mundo. Costa Rica está convencida de que su crecimiento depende de la ampliación de mercados y no descarto que durante este gobierno podamos iniciar negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio" con Pekín, dijo Arias. "La realidad se impone", subrayó el gobernante costarricense para justificar su reciente decisión de romper relaciones diplomáticas con Taiwán e iniciarlas con China, además de su deseo de firmar un TLC con Pekín. "Es muy irreal desconocer una política que nació desde 1950, desde que llegó Mao Zedong al gobierno, y es una China y dos sistemas, o tres sistemas, o lo que usted quiera, pero una China, y todos sabemos que a principios de los años 70 se expulsó a Taiwán del Consejo de Seguridad (de la ONU) y se le dio ese puesto a China", consideró Arias. "Y esta política de que hay una solo China y de que esa China es la China continental, la China Popular, cuya capital es Pekín, es aceptada por 169 países", agregó. Junto al firme propósito de firmar tratados de libre comercio con Estados Unidos y China, el presidente de Costa Rica descartó que se abra un proceso de privatización de empresas públicas en su país. "No hay ninguna posibilidad" de que se privaticen las empresas del Estado, aseveró Arias. "Yo no quiero que esto suceda, y no es eso por lo que yo lucho", añadió al explicar que "yo lo que quiero es una apertura, que puedan competir las empresas estatales con empresas privadas, nacionales y extranjeras, en el campo de las comunicaciones y en el campo de seguros". Respecto a la situación económica de Costa Rica, su presidente dijo que "está bien, y todos los indicadores son relativamente satisfactorios, salvo el de competitividad". "Es un país con un crecimiento acelerado, el año pasado del 8 por ciento, con un desempleo bajo, el 6 por ciento, y con una inflación elevada para estándares latinoamericanos, que el año pasado fue del 9,4 por ciento", indicó. Arias dijo también que se propone reducir la pobreza en 4 puntos, y señaló, no obstante, que "nuestra pobreza es la mitad que el promedio de América Latina, que es de del 40 por ciento, mientras la nuestra es del 20 por ciento".

Descarga la aplicación

en google play en google play