Escúchenos en línea

Denuncian asedio contra pueblo Garífuna de Vallecito, en Honduras

Tegucigalpa. PL. | 20 de Julio de 2014 a las 17:13

Las denuncias por los ataques contra líderes de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) y pobladores del territorio Garífuna de Vallecito, en Limón, departamento caribeño de Colón, son constantes en este país centroamericano.

Para activistas de varias agrupaciones civiles, las autoridades gubernamentales tienen una alta cuota de responsabilidad en lo que acontece por desatenderse de esas personas y dejar las manos libres a quienes tratan de controlar esa zona estratégica.

Vallecito es para ese pueblo afrodescendiente una reserva territorial ligada a su origen y a la necesidad de cimentar su seguridad alimentaria, mientras empresarios y grupos delincuenciales lo consideran favorable para cultivar palma africana, trasegar drogas y actividades de todo tipo, al margen de la ley, coinciden.

Recuerdan que el conflicto data de 1997, cuando el Instituto Nacional Agrario (INA) otorgó los títulos que legitimaron a los garífuna como propietarios de mil 600 hectáreas a través de las empresas asociativas Ruguma, Saway, Saway Sufritiñu, Walumugu, Satuye y Sinduru Free.

Desde entonces los miembros de esas cooperativas son asediados por los invasores, quienes tienen el apoyo de paramilitares y agentes comprados en las estructuras judiciales, policiales y estatales hondureñas, aseguran.

Hacia 2005 la situación se complicó más en el área porque el crimen organizado comenzó a expandir un régimen de terror en el corredor Limón -Punta Piedras y obligó a los garífuna a desplazarse y reducir su presencia en las tierras de esas empresas.

En julio del 2010 el INA prometió garantizar la remedición de las empresas asociativas frente a los colones foráneos, que se agenciaron 900 de las hectáreas reconocidas por la institución a los originarios, más ello fue impedido por los invasores y sigue sin solución.

Con la instalación de una Ciudad Modelo en la franja entre la Bahía de Trujillo y el río Sico cobraron fuerza las presiones sobre las comunidades autóctonas, impelidas de concretar la construcción en la región de la Universidad Garífuna.

Por esas razones las Organizaciones de la Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras y otras, respaldan al pueblo de Vallecito en la demanda presentada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en San José, Costa Rica.

El 2 de septiembre, en Paraguay, ese órgano regional realizará otra audiencia para analizar el caso, impulsado con el fin de lograr que el Gobierno de Juan Orlando Hernández garantice seguridad en ese territorio Garífuna y los derechos de quienes defienden sus recursos ancestrales.


Descarga la aplicación

en google play en google play