Escúchenos en línea

Destacan potencial de comunidades en construcción de Guatemala

Ciudad Guatemala. PL. | 9 de Agosto de 2014 a las 10:39

El representante en Guatemala de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Diego Recalde, dijo que las comunidades deben apropiarse de temas importantes para convertirlos en políticas públicas.

"Los países se construyen de abajo hacia arriba", sintetizó Recalde al respecto, en declaraciones a Prensa Latina durante el IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades, iniciado el pasado jueves y que concluye hoy sábado en esta capital.

A su juicio, el gran reto que tiene por delante Guatemala es lograr un desarrollo más justo, más equitativo, que permita sacar de la pobreza y el hambre a buena parte de la población.

En ese sentido detalló que casi el 60 por de la población es pobre y que la mitad de los niños menores de cinco años sufre desnutrición.

El funcionario se refirió a lo paradójico que resulta que en este país centroamericano no haya falta de tierra, de agua, ni de recursos, pero "está mal distribuida la riqueza, ese es el problema de fondo".

"Hay cosas y temas pendientes que es la tenencia de tierras. FAO tiene un instrumento global de gobernanza para el manejo de bosque, tierra y pesca, el cual nos gustaría aprovechar en este congreso para retomarlo y poderlo profundizar", dijo.

Sostuvo que la organización que representa también trabaja en el área de tierras comunales para que se aplique masivamente y se vayan resolviendo buena parte de esos conflictos que en este país tienen en la tierra un común denominador.

El 55 por ciento de la población guatemalteca vive en áreas rurales, donde los pobres se concentran allí, por tanto hay que buscar nuevos caminos para el desarrollo económico local, comentó.

Según su parecer, el único modelo del monocultivo no va a resolver los problemas del desarrollo humano de Guatemala.

Necesitamos, subrayó, buscar alternativas como el cooperativismo y trabajo en la línea de producción, pero sobre una base de asociación y encadenamiento productivo directamente de los productores hacia los mercados y hacia afuera.

De aplicarse tales sugerencias, consideró que "entonces le vamos a dar la vuelta a la tortilla a través de acciones de esa naturaleza. FAO está empeñada en hacer varios pilotajes en esa línea".

"FAO va a estar pendiente con las acciones que se generen de este congreso, sobre todo en el tema de tierra. Queremos hacer la diferencia y traerle al país una metodología y una plataforma de discusión, que son las directrices voluntarias para el asunto de la tierra", manifestó Recalde.

Este sábado concluye el encuentro, a propósito del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 23 de diciembre de 1994.


Descarga la aplicación

en google play en google play