Escúchenos en línea

Frente Amplio de Costa Rica condena agresión yanqui contra Cuba

San Salvador. Agencia PL. | 14 de Agosto de 2014 a las 11:06

El representante del Frente Amplio de Costa Rica, Juan Reverter, expresó aquí su indignación ante el más reciente plan encubierto del gobierno de Estados Unidos para enviar jóvenes latinoamericanos a Cuba con fines de subversión política.

De esa forma se une a las numerosas voces contra las nuevas agresiones de Estados Unidos a Cuba que pretenden revertir la Revolución a través de programas ejecutados por la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid).

"Como partido y representante mayoritario de la izquierda costarricense, siempre hemos sido solidarios con Cuba, por lo que reaccionamos de inmediato ante la situación de injerencia imperialista que tuvo los Estados Unidos a través de esa máscara que se llama Usaid", expresó a Prensa Latina.

Calificó de inadmisible que se utilice a jóvenes costarricenses y de otras nacionalidades latinoamericanas para llevar unas acciones abiertamente subversivas y contrarrevolucionarias que buscan desestabilizar y derrotar la Revolución cubana.

Reverter, de la Comisión Ejecutiva Nacional del Frente Amplio, aseveró que inmediatamente que conocieron la situación, revelada por la agencia Associated Press, se manifestaron e hicieron entrega de un comunicado a la embajada en Costa Rica.

Añadió que los nueve diputados del partido de izquierda en la Asamblea Legislativa también emitieron una declaración al respecto.

"Hemos instado, además, al presidente Guillermo Solís para que se manifieste, condene y advierta a la USAID que si vuelve a realizar esas acciones debe ser expulsada del país", enfatizó durante la celebración del cumpleaños 88 de Fidel Castro en San Salvador.

"Desgraciadamente (el mandatario) todavía no se ha manifestado, pero el Frente Amplio continúa instándolo para que tome acciones al respecto", acotó.

La nueva investigación de la agencia noticiosa estadounidense revela que el programa de la Usaid, que utiliza a jóvenes latinoamericanos para desestabilizar a la Revolución cubana, se llevó a cabo después del arresto del contratista Alan Gross, sancionado luego de introducir en la isla tecnología ilegal bajo las órdenes del gobierno estadounidense.

Tal actuación significa que esos planes no se detuvieron a pesar del terremoto político que generó el encarcelamiento en Cuba de este empleado del gobierno de Estados Unidos.

El programa revelado comenzó a principios de octubre de 2009 con el envío a la isla de jóvenes de Venezuela, Costa Rica y Perú "con la esperanza de incentivar una rebelión".

Los viajeros trabajaron de manera encubierta intentando identificar a personas que podrían convertirse en activistas políticos, añade la agencia.

Llegaron incluso a organizar un taller de prevención del VIH que era "la excusa perfecta" para los objetivos políticos del programa.

En total, casi una docena de latinoamericanos fueron utilizados en este plan contra Cuba, por un salario de 5,41 dólares la hora.

La iniciativa de la Usaid se suma al llamado ZunZuneo, servicio de mansajería, de naturaleza política y que manipuló a los abonados sin saber que el servicio estaba pagado por el gobierno de Estados Unidos con objetivos de subvertir el proceso revolucionario en Cuba.


Descarga la aplicación

en google play en google play