Escúchenos en línea

Admiten amparos de empresa petrolera panameña

MiPunto.com. Desde ciudad Panamá. | 16 de Julio de 2007 a las 00:00
La Corte Suprema suspendió este lunes el embargo de 54.000 barriles de petróleo de un oleoducto en Panamá, que enfrenta una millonaria demanda por daños ecológicos causados por un derrame ocurrido el 4 de febrero, informaron fuentes judiciales. Un fallo de la sala contencioso administrativa de la Corte admitió cuatro amparos de garantías constitucionales a favor de la empresa Petroterminales de Panamá (PTP) y ordenó liberar el secuestro de los bienes de la empresa petrolera. El abogado panameño Silvio Guerra demandó a PTP por 500 millones de dólares, por el derrame de 5.000 barriles de petróleo en la zona costera de Bocas del Toro, 500 km al noreste de la capital, alegando graves daños ecológicos y a la salud de cientos de campesinos e indígenas expuestos a la contaminación. PTP, con respaldo de los principales gremios empresariales de Panamá y la Cámara Marítima, así como la Federación de Sindicatos Obreros, pidió la intervención del presidente Martín Torrijos para evitar que el secuestro y la demanda judicial afectaran la operación del oleoducto, del cual el Estado es propietario del 40%. La empresa transporta crudo de Estados Unidos, Ecuador y varios países latinoamericanos entre Puerto Armuelles (Pacífico) y la Bahía de Charco Azul en Chiriquí Grande (Atlántico). En febrero, un accidente en el oleoducto produjo el derrame de cientos de barriles de petróleo, por lo que indígenas de la etnia Gnabe Buglé y campesinos de 54 comunidades alrededor de la Bahía de Charlo Azul entablaron una demanda por 500 millones de dólares. La Corte Suprema dijo que para el secuestro debieron "respetarse unos parámetros que son consustanciales al principio de razonabilidad, ya que debe existir una relación proporcional entre el medio empleado y la finalidad buscada o perseguida legalmente".

Descarga la aplicación

en google play en google play