Escúchenos en línea

Queman casa de alcalde y estación de policía en Guatemala

MiPunto.com. Desde ciudad Guatemala. | 18 de Julio de 2007 a las 00:00
Cientos de indígenas guatemaltecos del poblado de Sayaxché quemaron este miércoles una estación de policía y la vivienda del alcalde de la localidad, a quien acusan de falsificar actas de nacimiento y propiciar adopciones ilegales, dos días después de que asesinaran a un presunto ladrón de niños. "Es preocupante la violencia, los pobladores ya quemaron la estación de la policía y la casa del alcalde", relató a periodistas la ministra de Gobernación (Interior), Adela de Torrebiarte. La funcionaria explicó que el jefe edil y su familia al parecer escaparon para evitar ser linchados, mientras que cinco policías fueron capturados por los pobladores, quienes piden negociar para liberarlos. Los agentes estaban tratando de calmar el enfrentamiento que comenzó la semana pasada en la región guatemalteca de Petén, cuando un multitud armada con palos y machetes supuestamente mató a golpes a un hombre y capturó a una mujer a la que acusaron de dirigir una banda de tráfico de niños. "Ahora los rehenes, quienes están detenidos en el parque central (del poblado) están sanos y salvos", dijo el portavoz de la policía Carlos Calju. Las fuerzas de la ley están tratando de convencer a la multitud de que liberen a los policías a cambio de la liberación de cuatro hombres acusados por el supuesto asesinato. "Si no, vamos a dar la orden de sacarles por la fuerza," añadió Calju. Alrededor de 100 policías y 125 soldados fueron enviados al área para controlar a la multitud, estimada en unas 3.000 personas. Los vecinos causaron destrozos en el poblado de Sayaxché la semana pasada luego de la captura de cuatro hombres sospechosos de haber matado a Leopoldo Cahuil, de 45 años, de quien sospechaban que estaba implicado en el tráfico de infantes. La multitud lapidó y quemó vivo la noche del lunes a un hombre acusado de pertenecer a una banda dedicada al robo de niños, en las inmediaciones del parque central de Sayaxché, Petén, unos 550 km al norte de la capital. La víctima fue identificada como Leopoldo Cahuec, quien fue detenido junto a su esposa Luz Aracely Macz, acusados del robo de un niño. Los vecinos enfurecidos sacaron a Cahuec de la estación de Policía, lo amarraron en la concha acústica del parque municipal y luego lo lapidaron. Miles de bebés guatemaltecos son adoptados cada año por parejas extranjeras, la mayoría de Estados Unidos, algunos de los cuales pagan hasta 40.000 dólares para adoptar recién nacidos. A algunas madres se les paga por sus bebés en el marco de un laxo sistema de adopción a cambio de dinero, pero Estados Unidos y Guatemala prevén ratificar este año un tratado que endurecerá las regulaciones de adopción. Los diarios locales suelen llevar artículos sobre el robo de niños que alimentan los rumores y varias comunidades han atacado a los supuestos culpables, algunas veces golpeándolos y hasta quemándolos vivos. En los últimos días enardecidos pobladores de distintas zonas del país asesinaron a seis personas acusadas de robar niños e incendiaron al menos cuatro estaciones de la policía. De acuerdo con la Fiscalía de Guatemala, falsos trámites de apadrinamiento, compraventa de menores y sustracción, son las formas más comunes que utilizan las 'mafias' dedicadas a las adopciones ilegales, negocio que representa ganancias anuales de unos 200 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play