Escúchenos en línea

Corte protege a importadores del veneno que mato a más de cien en Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 19 de Julio de 2007 a las 00:00
La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá concedió el jueves medidas cautelares a los hermanos Alejandro y Josefa De La Cruz, directivos de la empresa MEDICOM, que importó la glicerina adulterada que causó la muerte de más de un centenar de personas. Valentín Jaén, abogado de los directivos, informó hoy que sus clientes fueron beneficiados por una medida cautelar, después de que la CSJ declaró legal la detención, pero les concedió medida cautelar. Alejandro y Josefa De La Cruz, quienes aparecen como gerente y secretaria de MEDICOM, respectivamente, tendrán que presentarse cada 15 días al Ministerio Público. Sobre la situación de Ángel De La Cruz, gerente de la empresa y quien aún permanece detenido, Jaén precisó que se está a la espera de que también se le conceda una medida cautelar. La empresa MEDICOM le vendió el año pasado a la Caja de Seguro Social (CSS) un lote de supuesta glicerina pura, que la adquirió a su vez de la suministradora española Rasfer, la cual la había importado de China, y que resultó ser dietileneglycol. Ese producto, con el que se elaboraron medicinas para ancianos hipertensos, diabéticos y niños con afecciones respiratorias, ha causado oficialmente la muerte de 102 personas. El dieteleneglycol es un alcohol de uso industrial, utilizado como refrigerante y líquido para frenos, no apto para el consumo humano.

Descarga la aplicación

en google play en google play