Escúchenos en línea

Estado salvadoreño no acepta responsabilidad en asesinato de arzobispo Romero

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 19 de Julio de 2007 a las 00:00
El Estado de El Salvador "no aceptará responsabilidad" en el asesinato del arzobispo Oscar Arnulfo Romero, cometido por escuadrones de la muerte el 24 de marzo de 1980, aunque "honrará" su misión pastoral para coadyuvar a su beatificación, anunció este jueves el gobierno. El Estado recuerda que existió una investigación "seria" sobre el caso del asesinato del religioso y su correspondiente enjuiciamiento, "que finalizó con el sobreseimiento definitivo del único implicado (que no se identifica), en virtud de la aplicación de la Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz", dijo el gobierno en un comunicado. Este anuncio, según el comunicado oficial, lo hizo en Washington el viceministro de Seguridad Pública y Justicia, Astor Escalante, quien asiste junto a otros representantes del Estado salvadoreño a las reuniones de trabajo sobre el caso de Monseñor Romero y otros que estudia la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Igualmente, el Estado salvadoreño adelantó "su intención" de solicitar la intervención de la Santa Sede "para estudiar las formas de reconocer la significación espiritual y social de monseñor Oscar Arnulfo Romero, honrar su misión pastoral y coadyuvar a su pronta beatificación". La reunión en Washington se realizó en el marco del 128º periodo ordinario de sesiones de la CIDH, a pedido de la Oficina de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador y el Centro de Justicia y el Derecho Internacional, en un intento de que el Estado salvadoreño derogue la Ley de Amnistía que en 1993 perdonó los crímenes cometidos en la guerra civil (1980-1992). Además de no aceptar la responsabilidad del Estado, Escalante también descartó que se derogue la Ley de Amnistía porque "ha constituido la columna vertebral de la reconciliación nacional, la reunificación de la familia salvadoreña y el desarrollo democrático del país". En cambio, el funcionario dijo que su gobierno está dispuesto a reconocer "la obra de monseñor Romero como líder espiritual de los salvadoreños" y "apoyar de la mejor manera posible que se le beatifique y posteriormente se le santifique". La causa para beatificar a Romero se inició a nivel local el 24 de marzo de 1994 y luego en 1996 el expediente fue enviado a la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, a la espera de pasar a la Congregación para la causa de los Santos. Considerado "la voz de los sin voz" por denunciar la injusticia social y la represión militar vigente en El Salvador, Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador contratado por la ultraderecha. La Comisión de la Verdad, creada por la ONU, culpó como autor intelectual del asesinato al mayor del ejército Roberto D'Aubuisson, fundador de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (derecha), quien murió de cáncer en febrero de 1992. La CIDH también revisa los avances en el caso de Jorge Odir Miranda y otros 26 salvadoreños portadores del virus del VIH-Sida, quienes demandaron al Estado en 1998, al no obtener la atención que requerían por parte del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Descarga la aplicación

en google play en google play