Escúchenos en línea

Los partidarios de EEUU en Costa Rica se quejan de «intromisión extranjera»

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 19 de Julio de 2007 a las 00:00
Defensores del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica, República Dominicana y EEUU, criticaron el jueves la "intromisión extranjera" de grupos sociales centroamericanos en el referéndum que decidirá el futuro del tratado en Costa Rica. La "Alianza Ciudadana del SÍ" al TLC indicó en un comunicado que "rechaza la intromisión extranjera", tras conocer la declaración del primer encuentro de movimientos sociales de Centroamérica y el Caribe, que se celebró en Managua el martes y miércoles pasados. En esa declaración representantes de organismos sociales de la región acordaron "brindar apoyo material a los compañeros de Costa Rica, a través de colectas en otros países", para que el "NO" se imponga en el referéndum que se celebrará el 7 de octubre próximo. Además, las organizaciones acordaron hacer una "acción de solidaridad" sobre el referéndum "pronunciándonos en las embajadas por la transparencia del proceso electoral". Alfredo Volio, coordinador general de la "Alianza Ciudadana por el SÍ", afirmó que "ya no se conforman con ayudar a los opositores del TLC, sino que piensan utilizar las embajadas como vehículos para hacerse sentir dentro de nuestra soberanía y boicotear esta decisión que nos corresponde a los costarricenses". Volio, ex ministro de la Producción en el presente gobierno, agregó que "queda claro cuales son las verdaderas intenciones de los opositores al TLC: llevarnos a un modelo ideológico obsoleto y no a un modelo de desarrollo con oportunidades". Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Sobrado, explicó a periodistas que la ley de referendo prohíbe que extranjeros financien campañas en favor o en contra del TLC, sin embargo no establece penas a quienes no acaten la orden. Por su parte, líderes opositores al tratado como el rector del estatal Instituto Tecnológico de Costa Rica, Eugenio Trejos, y el ex candidato presidencial Ottón Solís, rechazaron la presencia de extranjeros en el proceso, pues consideran que es un asunto que compete únicamente a los costarricenses. Costa Rica es el único país signatario donde no está vigente el TLC, ya que tras dos años de discusión el proyecto estaba estancado en el Congreso donde no se vislumbraba una pronta votación. El TSE avaló en marzo pasado realizar un referéndum para definir si se ratifica o no el acuerdo comercial, que es apoyado por el gobierno, empresarios y algunos grupos políticos, quienes ven en el proyecto oportunidades de inversión, comercio, empleo y crecimiento económico. Sin embargo, al TLC se oponen diversos sindicatos, sectores sociales, políticos que afirman que está en juego la soberanía del país y que el acuerdo comercial sólo beneficiará a los poderosos sectores económicos.

Descarga la aplicación

en google play en google play