Escúchenos en línea

Luz verde para desclasificar secretos militares en Guatemala

Agencia ACAN-EFE. Desde ciudad Guatemala. | 20 de Julio de 2007 a las 00:00
Una sala de apelaciones de Guatemala ordenó al Ejército de este país desclasificar los planes militares utilizados para combatir a la guerrilla en los años 80, los cuales habían sido solicitado por la Audiencia Nacional de España (ANE), informó hoy una fuente oficial. Una portavoz de la Corte Suprema de Justicia (CJS) de Guatemala, dijo a Acan-Efe que la Sala Primera de Apelaciones falló en contra de un recurso de amparo interpuesto por los abogados del general retirado José Efraín Ríos Montt procesado ante la Justicia española junto a otros ex seis altos cargos guatemaltecos por delitos de genocidio, para evitar que los documentos militares fueran revelados. "Al rechazar el amparo que pretendía que los archivos militares siguieran considerándose como 'secretos de Estado', la Sala ordena al Ministerio de la Defensa entregar copias certificadas de los documentos que le han sido exigidos por los tribunales", precisó la portavoz. Se trata de los planes militares en base a los cuales el Ejército combatió a la guerrilla izquierdista en los años 80, denominados "Victoria 82", "Plan Sofía", "Operaciones Ixil" y "Plan Firmeza 83". Estos documentos, según las organizaciones locales de derechos humanos, pueden contener información que incrimine a Ríos Montt y a otros ex altos cargos guatemaltecos en casos de genocidio cometidos en el país entre 1978 y 1983. El mes pasado el juez de la Audiencia Nacional española, Santiago Pedraz, solicitó al juez segundo de instancia penal de Guatemala, Roberto Peñate, copias de esos documentos para ser analizados dentro del proceso que sigue en contra de los ex altos funcionarios guatemaltecos. No fue posible acceder de inmediato a la petición debido a que Ríos Montt interpuso un amparo para evitar que esos documentos se dieran a conocer, bajo el argumento de que se trata de "secretos de Estado". Una copia de esos planes, obtenida vía extrajudicial por organizaciones locales, fue entregada a principios de este año a la fiscal de Derechos Humanos, Delia Dávila, pero por no haber sido aportados por los canales legales correspondientes no ha podido ser utilizado como prueba en contra de los procesados. Según el informe presentado en febrero de 1999 por la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH), auspiciada por la ONU y que investigó las violaciones de los derechos humanos durante la guerra interna que vivió Guatemala entre 1960 y 1996, durante los 18 meses que Ríos Montt gobernó de facto el país, se registraron 626 matanzas de indígenas. El 63 por ciento de estos hechos fueron atribuidos a miembros del Ejército, y el resto a grupos paramilitares dirigidos por las Fuerzas Armadas. A petición de la Premio Nobel de la Paz 1992, la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, la Audiencia Nacional española inició en diciembre de 1999 un proceso judicial por cargos de genocidio, torturas y terrorismo de Estado contra Ríos Montt y los generales Óscar Mejía Victores, Ángel Aníbal Guevara y Benedicto Lucas García. También son procesados el coronel Germán Chupina Barahona y los civiles Pedro García Arredondo y Donaldo Álvarez Ruiz. Guevara y Chupina están en prisión preventiva desde noviembre del año pasado, a petición del juez español, mientras que Álvarez Ruiz fue declarado prófugo de la justicia en 2004 y el resto de imputados permanecen en libertad gracias a sendos recursos legales promovidos por sus defensores. La persecución penal contra Ríos Montt se complicó en mayo pasado cuando quedó formalmente inscrito como candidato a diputado para las elecciones del próximo 9 de septiembre, estatus que le confirió inmunidad jurídica, la cual, de ganar un escaño en el Parlamento, podría extenderse hasta enero de 2012, cuando concluya el período para el que sería electo.

Descarga la aplicación

en google play en google play