Escúchenos en línea

Siguen mezclas de recursos públicos y TLC en Costa Rica

Por Lorna Chacon, Semanario Universidad. Desde San José | 20 de Julio de 2007 a las 00:00
La costumbre de "mezclar" en una misma reunión ofrecimientos de recursos públicos para las comunidades y un llamado para votar por el "Sí" en el próximo referendo sobre el TLC parece ser una tendencia. Esta vez le tocó el turno a la comunidad de Atenas, en la provincia de Alajuela, donde la diputada liberacionista Janina Del Vecchio participó en junio pasado en un encuentro con vecinos para conversar sobre ambos temas. Una situación similar fue denunciada en la comunidad de Cipreses de Curridabat, donde dos asesores de la jefa de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Mayi Antillón, participaron en una reunión con vecinos. En esa cita, los asesores conversaron sobre los recursos públicos destinados a esa comunidad y, posteriormente, dieron una extensa charla sobre el TLC y la necesidad de votar por el "Sí" en el referendo del 7 de octubre. Tras esa publicación, una funcionaria de la Estación Experimental Fabio Baudrit de la Universidad de Costa Rica (UCR) y vecina de Atenas, Patricia Quesada, acudió para denunciar un caso similar en su comunidad. Quesada relató que fue invitada por una vecina a una reunión para conversar con representantes de la Municipalidad de Atenas y de varias asociaciones de desarrollo sobre recursos que estaban disponibles para su comunidad. La reunión se realizó en la finca APANCO, propiedad de un grupo de ingenieros agrónomos ubicada en Los Angeles de Atenas, y asistieron alrededor de 30 personas. "Yo pertenezco a la Asociación de Desarrollo Comunal del centro de Atenas y fui como un miembro más interesada en la Escuela de Música donde estudia un hijo", explicó Quesada. Sin embargo, la vecina se sorprendió al encontrarse con la diputada Del Vecchio y uno de sus asesores, Claudio Aguilar. "Sacaron una hojita con el desglose de unas platas que el gobierno le está dando a Atenas para arreglar y construir EBAIS y lo más grande fueron ¢300 millones a través de CONAVI para arreglar la carretera que ya los están ejecutando", dijo Quesada. "El tema de las platas no duró ni media hora. Luego, doña Janina se paró a hablar del TLC y dijo que le interesaba hablar de ese tema", relató Quesada. La vecina dijo que la diputada repartió un folleto sobre el TLC elaborado por el Ministerio de Comercio Exterior y habló sobre el acuerdo comercial con el fin de que la gente estuviera bien informada antes de ir a votar al referendo. "El problema es que sólo habló de lo positivo y no dijo nada de lo negativo del TLC. Debió haber sido un foro en el que se llevara a alguien con la posición contraria para contrastar opiniones", aseguró la funcionaria universitaria. Quesada dijo estar "muy brava" con la situación porque "me tuve que aguantar toda la reunión, que duró más de tres horas, pero yo iba a otra cosa, no sabía que era con ella (Del Vecchio) sino pensaba que era con la municipalidad y las asociaciones de desarrollo". El alcalde de Atenas, Wilberth Gatgens, estuvo en la actividad y, de acuerdo con Quesada, dijo que su voto estaba condicionado con el "Sí" por el desarrollo del cantón.

No es nada orquestado

Consultada al respecto, la diputada Janina Del Vecchio dijo a UNIVERSIDAD que la combinación en una misma reunión de temas como los recursos destinados a una comunidad y un llamado a votar por el "Sí" al TLC "no es una cosa que se orqueste, sino que sale de manera natural". "No se están mezclando temas diferentes, estamos hablando de la agenda de desarrollo de un país", aseguró Del Veccio. De acuerdo con la legisladora, "todas las visitas que yo estoy haciendo son claras y concretas para hablar sobre la agenda de desarrollo nacional y el TLC es un instrumento muy importante". "A la gente le interesa escuchar sobre el TLC pero también le interesa que se le arregle el problema específico de su comunidad. Por eso, no sólo en Atenas sino que eso se da en todas las reuniones a donde voy", añadió. Del Vecchio dijo que "los temas se entremezclan porque somos diputados que estamos en gestión de gobierno". "También estamos hablando de las leyes paralelas al TLC que estamos impulsando y muchas de ellas tienen que ver con la solución de problemas de esas comunidades", agregó. La diputada dijo que ella va a escuchar las necesidades de los distritos pero que no hace ofrecimientos concretos, sino que las ayudas se canalizan a través de las entidades adecuadas para cada caso, como pueden ser las municipalidades. A la diputada también se le consultó sobre una denuncia formulada por su colega José Merino, quien aseguró que en el presupuesto extraordinario enviado a la Asamblea Legislativa por el Poder Ejecutivo se incluyeron más de ¢5.000 millones que podrían ser usados como "gancho" a favor del TLC (Ver recuadro Diputado denuncia uso de recursos a favor del TLC). Del Vecchio le dijo a Merino que él "no sabe cómo se hace el presupuesto" pues "si quiere saber, cada partida debe revisar los presupuestos de cada uno de los ministerios". La diputada aseguró que la asignación de esos recursos, particularmente a ministerios del área social, "no es por el TLC, podría ayudarle al TLC, yo qué sé, pero es porque este gobierno se comprometió con una agenda social y una agenda nacional de desarrollo", para lo cual se hace necesario "meter una fuerte inyección económica" a esa área. El diputado del Frente Amplio, José Merino, denunció el pasado 10 de julio que en el proyecto de ley de presupuesto extraordinario enviado a la Asamblea Legislativa por el Poder Ejecutivo se incluyeron más de 5,000 millones de colones (casi un millón de dólares), sin especificar su destino. De acuerdo con el legislador, estas "partidas encubiertas" constituyen "cheques en blanco" para que el gobierno las reparta a su antojo. "Mientras el Tribunal Supremo de Elecciones se niega a brindar garantías democráticas para un referendo limpio y honesto sobre el TLC, el gobierno sigue disparando el gasto público en la campaña a favor de este tratado", manifestó Merino en un comunicado de prensa. Según Merino, diversas personas han denunciado que el presidente de la República, ministros y diputados ofrecen, en actos oficiales, bonos de vivienda, becas, pensiones y otro tipo de recursos públicos, financiados por todos los costarricenses, a cambio de votos por el "Sí" en el referendo. Ahora, se sumarían cuantiosos recursos del presupuesto, lo que para el diputado Merino es "ilegal e inmoral". El legislador detalló que en el proyecto de Ley de Presupuesto Extraordinario se incluyeron partidas, asignadas sobre todo a los Ministerios de Trabajo y Gobernación, por más de 5,000 millones de colones (casi un millón de dólares), para transferencias a asociaciones, fundaciones y municipalidades, sin que se indique las beneficiarias, ni los montos, ni para qué se utilizarán. "¿Por qué el Ministerio de Hacienda no desglosa y especifica quiénes serán los beneficiarios y para qué se destinarán los recursos contemplados en las partidas de transferencias?. ¿Serán los diputados y diputadas del PLN quienes distribuirán estos dineros?" se preguntó el diputado. Merino agregó que este proyecto de ley "no cumple con el principio de programación presupuestaria", lo que no es casualidad, ya que se hace con el fin de que no se pueda efectuar una labor de efectivo control político, al desconocerse cuáles son las metas del Poder Ejecutivo y el destino de los recursos".

Descarga la aplicación

en google play en google play