Escúchenos en línea

Cuatro policías mexicanos asesinan a guatemalteco de 15 años

Notiver. Desde Villahermosa, Tabasco. | 21 de Julio de 2007 a las 00:00
Cinco elementos de la Policía estatal fueron arrestados por su presunta responsabilidad en el homicidio de un joven guatemalteco, que había ingresado a México en una camioneta, junto con su madre, para realizar compras en un poblado. De acuerdo a las primeras indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tabasco, el campesino José Luis Orantes Solís, de 15 años de edad y originario del caserío Santa Rosa, de El Petén, Guatemala, recibió en el cráneo un balazo, producto de una ráfaga de ametralladora R-15 disparada a la parte trasera de su vehículo. Los hechos se suscitaron en el ejido "El Pedregal", del Municipio de Tenosique, a escasos 200 metros de la frontera con Guatemala, donde los policías estatales se encontraban realizando un patrullaje. Según la averiguación previa 266/2007, los elementos que iban a bordo de la patrulla 005 justificaron que al detectar la camioneta de origen guatemalteco decidieron hacerle "disparos al aire", pero negaron haber ultimado al muchacho. Sin embargo, la delegada municipal del poblado "El Pedregal", Maura García de la Rosa, los señaló como responsables de balear la camioneta, matrícula modelo 1990, toyota, placas PG617342, de Guatemala, en la que viajaban los dos guatemaltecos. Por su parte, María Ofelia Madrid, madre del fallecido, declaró ante el Ministerio Público que al observar que la patrulla los venía siguiendo le dijo a su hijo que estacionara la camioneta, pero el joven reaccionó nervioso y aceleró la unidad y dio reversa. Ante la denuncia penal que presentó la agraviada, la Policía Ministerial detuvo al Oficial Guadalupe Esteban Cruz, así como a los elementos a su cargo Faustino Córdova Peregrino, José Rubicel Rodríguez Urrutia, Santiago Solís Hernández, y José Ángel Franco Hernández, quien fue identificado como el que disparó. Los policías, según las investigaciones de la PGJE, portaban en su operativo cuatro ametralladoras R-15 y una pistola calibre 38. Guadalupe Esteban Cruz, responsable de la patrulla, negó haber participado en los hechos y argumentó que se bajó de la unidad en el ejido Cuatro Poblados para dialogar con el comisariado ejidal, mientras que sus elementos se dirigían a otro sitio. Sin embargo, admitió que Franco Hernández le reportó la persecución al vehículo, al que sólo le habían hechos disparos de advertencia. La Procuraduría continúa integrando la averiguación previa y alista la consignación sólo de José Ángel Franco Hernández, como presunto responsable por el delito de homicidio.

Descarga la aplicación

en google play en google play