Escúchenos en línea

Cardenal hondureño se suma al concierto yanki contra Chávez

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 22 de Julio de 2007 a las 00:00
El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, declaró en San Salvador que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "se cree dios" y le hizo un llamamiento de apertura al diálogo para gobernar el país. Las declaraciones del también arzobispo de Tegucigalpa fueron hechas el sábado en forma exclusiva al periódico salvadoreño "El Diario de Hoy", que las publica el domingo. "El gobernante de Venezuela se siente como un dios y con derecho a atropellar a todas las demás personas bajo una soberbia que ya se ha visto en la historia de otros dictadores, incluso de algunos que llegaron a decretar la muerte de Dios y después de 20 años desaparecieron el mapa y hoy se les recuerda como tiranos", afirmó. En su amplia nota en la que se incluyen partes de la entrevista, el diario recuerda que Chávez "ha protagonizado una serie de ataques verbales a la iglesia venezolana y al mismo papa Benedicto XVI, a quien llamó a pedir perdón por los abusos en la conquista y colonización de América". Rodríguez Maradiaga expresó que si no tienes un amigo que para que te diga tus defectos, entonces págale a un enemigo para que lo haga" y señaló que "todos necesitamos corrección fraterna". Añadió que "En mi trabajo pastoral yo tengo un consejo presbiteral, pero yo no elijo a aquellos que piensan como yo, porque entonces de que sirve estar rodeado de aduladores que le dicen a uno lo que uno quiere oír. Yo debo buscar gente que contraste conmigo para encontrar la verdad". Según la nota del diario, el cardenal vaticinó que a Venezuela "le espera un gran sufrimiento, porque siempre que se erige un gobierno totalitario quien pierde es la libertad de las personas". El prelado dijo que, en términos generales, los gobiernos latinoamericanos deben preocuparse por el bien común, "porque el desarrollo llegue a todas las personas y no sólo a grupos privilegiados". Rodríguez Maradiaga visitó el sábado San Salvador para ofrecer una conferencia en la parroquia de María Auxiliadora, de la congregación salesiana, a la cual pertenece. El Vaticano le nombró como arzobispo de Tegucigalpa en 1993 y cardenal en 2001. Consultado hoy en una rueda de prensa sobre las declaraciones del cardenal, el arzobispo de San Salvador, Fernando Sàenz Lacalle, manifestó que "me parece muy bueno que el cardenal Rodríguez opine de esta manera, no hace falta que las haga mías porque ya tiene el cardenal Rodríguez suficiente autoridad". Afirmó que "las acciones de Chávez contra la democracia y la libre expresión son objeto de comentario continuo y constante por parte de las agencias de noticias, esto no es un asunto que debamos de sopesar a nivel de Iglesia". Agrego que, por otra parte, "son más bien los obispos de Venezuela los que se han manifestado con mucha claridad y valentía, a estas declaraciones es a las que hay que referirse sobre todo". Sin embargo, remarcó que "el señor cardenal de Tegucigalpa tiene muchísima autoridad también y además conoce muy bien la situación y tengo todo respeto a sus declaraciones". Cuando un periodista le insistió en el asunto, Sàenz Lacalle expresó que "no me interesa hacer declaraciones sobre Chávez".

Descarga la aplicación

en google play en google play