Escúchenos en línea

Matan a un civil y hieren a tres policías para liberar a narcotraficante en Guatemala

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 23 de Julio de 2007 a las 00:00
Al menos un civil muerto y tres policías heridos dejó como saldo de la fuga el lunes de un presunto narcotraficante en una apartada región del departamento noroccidental de San Marcos, fronterizo con México. Fuentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Marcos explicaron a Acan-Efe que un grupo de lugareños de comunidades de Tajumulco atacaron a tiros y con machete a un auto patrulla en el que era trasladado el supuesto narcotraficante Cornelio Esteban Chilel para una diligencia judicial. Durante el enfrentamiento entre los campesinos y las fuerzas de seguridad murió un civil que aún no ha sido identificado, pero su cadáver ya se encuentra en la morgue de San Marcos, precisó la fuente. También resultaron heridos de bala los agentes Haroldo Josué Méndez y René Díaz Valey, mientras que el subinspector de la PNC Rolando Hernández, sufrió heridas de machete en el cuello y brazo derecho, agregó. Méndez y Díaz fueron recluidos en el Seguro Social mientras que Hernández en el Hospital Nacional, ambos en San Marcos, anotó. Chilel había sido detenido en septiembre pasado durante un operativo a gran escala en el que las fuerzas de seguridad se incautaron y destruyeron más de 22 millones de plantas de amapola, de donde se extrae el opio. Según la Policía, Chilel, que es considerado un líder por los vecinos de varias comunidades de Tajumulco (San Marcos), es acusado de varios delitos, entre ellos asesinatos y de narcotráfico. Al momento del ataque, Chilel era trasladado por los agentes hacia una diligencia judicial a un tribunal, según fuentes de la Corte Suprema de Justicia. Las fuerzas de seguridad han desplegado un operativo para dar con el paradero de Chilel para su nueva detención, debido a que la próxima semana la Fiscalía tenía previsto llevarlo a juicio por los delitos que se le imputan.

Descarga la aplicación

en google play en google play