Escúchenos en línea

Autoridades quieren prevenir una crisis en el sector inmobiliario de Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 23 de Julio de 2007 a las 00:00
El gobierno panameño analizó el lunescon representantes del sector privado el establecimiento de medidas que ayuden a prevenir una crisis en el sector inmobiliario, que vive un "boom" con la construcción de más de 100 megaproyectos, informó una fuente oficial. El director de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda (MIVI), José Batista, dijo a Efe que la titular de esta cartera, Balbina Herrera, quien presidió la reunión, se mostró a favor de que en este sector haya una autorregulación para que el gobierno no tenga que intervenir. La postura es que "no queremos ser intervencionistas, pero lo vamos a ser en la medida que sea necesario", indicó Batista, tras la reunión que tuvo lugar en la cancillería panameña y en la que se concluyó que el replanteamiento de tres importantes proyectos no pone en peligro la seguridad del mercado inmobiliario panameño. Batista expresó que en la reunión se aclaró que existe una "campaña de desinformación" a nivel internacional y local sobre una supuesta crisis en la industria inmobiliaria panameña, "por el replanteamiento de un par de proyectos que no representan ni el tres% de todas las edificaciones que están en proceso". Afirmó que estos proyectos "no se cayeron, se han replanteado, con menor cantidad de pisos", señalando que hay un total de 175 proyectos en construcción, 125 autorizados que no se han iniciado y 90 en proceso de autorización. Recordó que técnicamente las edificaciones en Panamá no sobrepasaban los tres años de construcción con proyectos alrededor de 50, 60 y 70 pisos, pero al explorar edificios más allá de estas alturas los constructores no garantizaban el proyecto en menos de cinco o seis años. "Esto es mucho tiempo, financieramente era insostenible calcular lo que podía pasar en tanto tiempo. Esa es la razón fundamental por la cual se comienzan a replantear los proyectos", destacó Batista. Agregó que también tiene que ver el precio de los proyectos ahora con el tema inflacionario que ha traído el mismo "boom". En este sentido, señaló que en la reunión "se conversó mucho sobre establecer mecanismos de seguridad y protección para los compradores", pero todavía "no hay nada concreto y hay una comisión que va a trabajar en el tema". Entre las ideas está la de crear un fondo con los abonos de los compradores, pólizas para asegurarles sus depósitos y resarcimiento de sus dineros si el proyecto fracasa, y el establecimiento de un contrato guía "porque se reconoce que la relación promotor-cliente no es igual en todos los casos". Todos estos acuerdos entre promotores, constructores y bienes raíces "deben ser presentados al gobierno para que los reconozca y los respalde", según Batista. Por su parte, los diseñadores y la oficina de seguridad del Cuerpo de Bomberos acordaron crear una comisión para elaborar un manual de aplicación del código de seguridad NFPA-101 (National Fire Protection Asociation) de Estados Unidos, que se aplica en Panamá por referencia, para adaptarlo a la realidad panameña. En este tema relacionado con la seguridad en las edificaciones, los promotores señalaron que este código contiene dualidades, porque exige rociadores y al mismo tiempo el sistema húmedo de mangueras de protección para prevenir incendios. Los representantes del sector acordaron seguirse reuniendo para "establecer mecanismos de regulación que permitan sanear cualquier distorsión". La siguiente reunión será el 13 de agosto próximo. En la reunión participaron también la ministra de Gobierno, Olga Golcher; el alcalde de Panamá, Juan Carlos Navarro, y representantes de la Cámara Panameña de la Construcción, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura; la Asociación de Corredores de Bienes Raíces y la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, entre otros.

Descarga la aplicación

en google play en google play