Escúchenos en línea

Arresto domiciliar para el corrupto ex tesorero general de Honduras

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 27 de Julio de 2007 a las 00:00
Una jueza de Honduras dictó medidas cautelares a un ex tesorero general de la República que fue detenido por acusaciones de desvío de fondos a una cuenta del ex presidente Rafael Callejas. El ex tesorero Boris Zelaya, de 63 años, estará bajo arresto domiciliario por mientras se celebra la audiencia inicial el 1 de agosto entrante, según resolución de la jueza Mildra Castillo, del Juzgado Penal de Tegucigalpa. Zelaya fue detenido el jueves y remitido al juzgado para rendir su primera declaración sobre el caso, que se remonta a una acusación interpuesta en 1996 por el Ministerio Público contra él y otros cuatro ex funcionarios del gobierno de Callejas (1990-1994). Tras la indagatoria inicial, Castillo le dictó medidas cautelares al ex funcionario, quien aseguró ser inocente y que transfería los fondos por órdenes del Ministerio de Finanzas, de lo cual tiene la documentación correspondiente. El Ministerio Público acusó a los ex ministros de Finanzas Benjamín Villanueva y René Ardón, y a los ex tesoreros generales Gregorio Elvir, Boris Zelaya e Israel González, de abuso de autoridad y malversación de fondos públicos. Zelaya es el único de esos ex funcionarios de Callejas que ha sido detenido. La Fiscalía contra la Corrupción acusó a los ex funcionarios con el fin de establecer su responsabilidad en la desaparición de 280 millones de lempiras (unos 14,8 millones de dólares) de un fondo de subsidio petrolero. También, la Fiscalía pidió que se investigara a Callejas por el uso de esos recursos, que según la acusación se destinó a gastos personales del ex presidente y personas particulares, pero el ex mandatario asegura que fue para obras públicas.

Descarga la aplicación

en google play en google play