Escúchenos en línea

Saca insiste en aumentar penas de prisión a luchadores sociales

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 27 de Julio de 2007 a las 00:00
El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, manifestó el viernes su esperanza porque la Asamblea Legislativa apruebe en agosto las reformas al Código Penal que le ha presentado para endurecer las penas por desórdenes públicos. Las modificaciones legales, que contemplan penas hasta de diez años de cárcel por participar en protestas que obstaculicen las calles o dañen la propiedad pública o privada, fue presentada al Parlamento por el Ejecutivo el pasado martes y esperaba que fueran aprobadas ayer con dispensa de trámites. Sin embargo, los partidos de oposición decidieron posponer el debate y pasarla a comisión respectiva para su estudio. Saca declaró hoy a los periodistas que la decisión parlamentaria "es un proceso normal" y reiteró que las reformas "son importantes para diferenciarlas por un lado de ley antiterrorista, que se mantiene y debe existir en cualquier país del mundo". Agregó que lo que se busca es que los tribunales comunes "puedan juzgar delitos que vayan en contra de la libre circulación, que atenten contra la propiedad publica y privada" con mayor rigor en las penas. En la actualidad, ese tipo de delitos se penan con seis meses hasta cinco años. "Estamos manteniendo absolutamente todas nuestras libertades, pero tener libertades no significa impedir el libre tránsito al resto de salvadoreños, así que esperamos que la Asamblea Legislativa las estudie y que en agosto nos de estas reformas al Código Penal", expresó el gobernante. Por otra parte, Saca reiteró que no se aumentarán las tarifas al servicio de energía eléctrica, a pesar de los altos costes del petróleo en el mercado mundial, como tampoco a las del servicio público de pasajeros. Saca se manifestó satisfecho por la aprobación ayer en el parlamento de prorrogar por tres años las placas de los 650.000 vehículos que existen en el país, que según dijo fue una iniciativa del Ejecutivo para "no golpear el bolsillo de los salvadoreños". El mandatario hizo las declaraciones durante una visita que realizó esta mañana al barco hospital USNS Comfort, de la Fuerza Naval de Estados Unidos, anclado en el puerto de Acajutla, en el occidental departamento de Sonsonate. Unos 500 médicos estadounidenses prestan servicios de salud a la población de la zona hasta el 1 de agosto próximo, en el marco de una gira que realiza en doce países de América Latina. Saca agradeció a Estados Unidos haber incluido al país en ese programa.

Descarga la aplicación

en google play en google play