Escúchenos en línea

Suma preocupación por alarmante cifra de mujeres asesinadas en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencias. | 15 de Diciembre de 2014 a las 10:16

La vida no vale nada en Guatemala a juzgar por la cantidad de asesinatos, pero lamentablemente las mujeres cargan la peor parte porque más allá de estar expuestas a perecer violentamente son víctimas de maltrato psicológico, físico y económico.

De enero a finales de noviembre del 2014 se reportaron, respectivamente, 238 y 20 víctimas masculinas y femeninas menos, en comparación con las contabilizadas en igual lapso del año anterior, indicó la encargada del área de transparencia del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), Karla Campos.

El descenso en el caso de las mujeres, aclaró, no se comportó de la misma forma respecto a los hombres, ya que de enero a noviembre de 2013 se registraron 715 decesos violentos de mujeres respecto a las 695 registradas en los primeros 11 meses del año en curso.

Campos indicó que al hacer un porcentaje luego de confrontar las estadísticas de ambos períodos, se puede concluir que los homicidios de masculinos disminuyeron en un 3,5 por ciento y los de mujeres solo un 0,5 por ciento.

Por su parte el director del GAM, Mario Polanco, denunció que a ellas las involucran en pandillas, muchas veces a la fuerza, aparte de que sufren violencia física, económica y psicológica.

EXPERTA OPINA

"Desafortunadamente Guatemala es un país que presenta altísimos índices de violencia contra la mujer y casos reportados de femicidio", lamentó Ileana Alamilla, experta en diseño de monitoreo en materia de comunicación y prensa en temas de género.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, recordó que tal situación es un drama tremendo que les llamó la atención en el 2002, cuando comenzaron a hacer la cobertura y seguimiento sobre cómo se abordaba el tema en los medios informativos.

Según su parecer, lo más preocupante fue saber de la saña con que eran ultimadas porque los cuerpos aparecían desmembrados.

Admitió que todavía hay problemas por la mentalidad prevaleciente y las relaciones desiguales de poder. La Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer, aprobada por el Congreso de la República en 2008, es la primera en el mundo que contempla la muerte violenta de alguna persona por relaciones desiguales de poder, opinó Alamilla

Consideró que a partir de la ratificación de la mencionada normativa ha aumentado el nivel de denuncia de la violencia doméstica. "Muchas mujeres ahora van y presentan su denuncia ante el Ministerio Público cuando son agredidas por sus parejas".

Las agresiones físicas son las más denunciadas, sostuvo, sin embargo el acoso sexual, las violaciones y la violencia económica son las que menos salen a la luz.

Sobre la violencia sexual, dijo que esta causa un shock en cualquier mujer que siente que le violan lo más íntimo de su ser y debe desnudarse ante una persona que no siempre tiene la sensibilidad para escucharla.

"Incluso, a veces los operadores de justicia no están lo suficientemente sensibilizados para entender este trauma. Por eso ellas se inhiben de denunciar, y por prejuicio también".

En opinión de la también directora de la agencia Cerigua, se trata de un problema histórico y cultural porque muchas veces se enseña que la mujer tiene que ser sumisa, que si un hombre la golpea es porque algo malo hizo, porque no cumplió.

Todo eso, subrayó, es lo que tenemos que ir rompiendo porque este no es un asunto que competa solo a nosotras, sino a toda la sociedad.

Reconoció los enormes avances que ha habido en este país, tras develar un fenómeno que estaba oculto y donde se ha hecho operativo el sistema de justicia para atender esta demanda de las ciudadanas violentadas en sus derechos.

Acerca de la implementación en Guatemala de juzgados especializados en violencia de género, estimó que se trata de un paso adelante y un desafío para el sistema de justicia "porque hubo que capacitar a juezas y jueces en unas normativas que nadie conocía".

Insistió en la necesidad de cambiar los esquemas mentales para que las relaciones de poder no se constituyan en una ventaja de una persona contra la otra ni para que la diferencia se convierta en una desigualdad.

VIOLENCIA EN MANDATO PÉREZ MOLINA

Un total de 16 mil 362 asesinatos se han reportado en Guatemala durante el mandato del presidente Otto Pérez Molina, quien asumió en el cargo en enero de 2012, según el más reciente informe del GAM.

De esa cantidad, dos mil 157 han sido mujeres, detalla el reporte de esa organización de familiares de personas detenidas ilegalmente y desaparecidas.

En los últimos tres años, el más violento fue el 2013 con cinco mil 570 víctimas, seguido del 2012 (cinco mil 480), mientras que en lo que va de año suman cinco mil 312.

El director de esa fundación humanitaria, Mario Polanco, estimó que este año debe cerrar con menos de seis mil decesos violentos, sin embargo, consideró que eso no debe verse como un logro o éxito, pues es una cifra alta para un país pequeño de 15 millones de habitantes.

La tasa general de homicidios por cada 100 mil habitantes es de 37 víctimas, siendo el departamento más violento Zacapa con 83, seguido de Escuintla con 82, precisó la coordinadora del área de transparencia del GAM, Karla Campos.

De acuerdo con el análisis, la violencia es incontenible en corto tiempo, por lo que se requiere de planes a largo plazo para lograr reducirla.

En la evaluación se aclara que aunque se ha reducido levemente el número de muertos, eso no significa que haya menos delincuentes.

El GAM recomendó al Estado aumentar el presupuesto de la Policía Nacional Civil y garantizar una mayor inversión social, en tanto sugirió que el uso de cámaras y tecnología vaya de la mano de la reacción inmediata de los agentes tras la comisión de un crimen.


Descarga la aplicación

en google play en google play