Escúchenos en línea

Denuncian robo de imágenes católicas como «triste desgracia» en El Salvador

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 29 de Julio de 2007 a las 00:00
El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, confirmó el domingo el hurto de varias antiguas y valiosas imágenes de la Virgen María y santos en distintos templos católicos y pidió a la policía investigar y dar con los culpables. "Es una triste desgracia, en primer lugar porque es un sacrilegio; en segundo por el valor artístico e histórico que estas imágenes tienen, es un patrimonio nacional, y también por el valor material que es evidente", expresó el religioso, en una rueda de prensa en la Catedral Metropolitana. Cuatro imágenes fueron sustraídas de iglesias en menos de un mes. La última que fue robada el pasado 11 de julio, fue la imagen de nuestra señora de La Merced, en la histórica iglesia del mismo nombre que está contiguo al ex recinto de la policía, en pleno centro de San Salvador. La imagen de La Merced –la más grande de San Salvador– estaba valorada en más de 60,000 dólares, según un valúo internacional, fue sustraída por un grupo de desconocidos en horas de la madrugada. Mide 2,2 metros y pesa 109 kilos, la cual se encontraba "resguardada con grandes candados" y había sido donada a la parroquia hace 80 años En la iglesia de La Merced, fue donde el sacerdote José Matías Delgado, el 5 de noviembre de 1811, dio el llamado "Primer grito de independencia", que permitió a las republicas centroamericanas terminar con la dependencia de España el 15 de setiembre de 1821. Explicó que las piezas más valiosas, que no especificó, han sido extraídas de los templos de Panchimalco en la periferia sureste de la capital y en Huizúcar, en el central departamento de La Libertad, poblaciones situadas a 18 y 25 kilómetros de San Salvador, respectivamente. Sáenz pidió que la policía debe "estar más atenta y es necesario que tenga más control de esta red de ladrones de objetos sagrados que funciona desde hace cincuenta años y se han perdido muchísimas piezas de gran valor". Según monseñor Sáenz, en El Salvador se han perdido "muchísimas piezas de gran valor", especialmente en los poblados Panchimalco, Según dijo el arzobispo, ha sido un desfile de santos los que han perdido sus imágenes en templos salvadoreños, aunque no precisó cifras. "Todos nosotros tenemos que estar en guardia para defender nuestros tesoros. Los tesoros de la Iglesia son de todo el pueblo y, por lo tanto, todos debemos ser policías, si vemos algo extraño se debe ir a denunciarlo y con la colaboración de todo el pueblo salvadoreño creo que debemos detener esta ola tan penosa", expresó.

Descarga la aplicación

en google play en google play